Ir al contenido principal

Guía práctica para seguir las legislativas francesas

El próximo mes de junio se celebran elecciones a la Asamblea Nacional francesa. En un contexto europeo turbulento Francia ha centrado el interés de casi todos, algunos estaban preocupados por la supervivencia del eje franco-alemán, otros miraban esperanzados a François Hollande convertido en el salvador de la socialdemocracia y algunos otros mirábamos el impulso ciudadano que provocaba el Frente de Izquierda en la lucha contra el neoliberalismo y la Europa de la austeridad. Un mes después de haber elegido al presidente de la República los franceses vuelven a acudir a las urnas para elegir su parlamento y volvemos a estar atentos a Francia. Así que me pareció oportuno realizar una pequeña guía para seguir estas elecciones imitando a la realizada para seguir las presidenciales. Espero que sea útil.



¿Qué se elige?

Tras las regionales de 2010, las cantonales y las senatoriales de 2011 y las presidenciales del mes pasado el ciclo electoral francés llega a su fin. Los franceses están llamados a las urnas el próximo 10 y el 17 de junio para elegir a los diputados y diputadas que formarán parte de la Asamblea Nacional los próximos cinco años.

La Asamblea Nacional está compuesta por 577 personas, es el equivalente al Congreso de los diputados en España y prácticamente cumple con las mismas funciones.


Electorado y candidatos/as

En estas elecciones pueden votar todos los ciudadanos y ciudadanas de nacionalidad francesa que sean mayores de 18 años, disfruten de todos sus derechos civiles y políticos y que estén inscritos en el censo electoral. Cada elector solo puede votar al candidato/a de la circunscripción electoral en la que esté inscrito.

En principio, cualquier elector que cumpla los requisitos mencionados anteriormente puede presentarse como candidato a una sola circunscripción, esté o no inscrito en ella. Sin embargo existen algunas incompatibilidades legales: es imposible ser diputado en la Asamblea Nacional siendo al mismo tiempo senador o parlamentario europeo. Además está prohibido por ley presentarse para ser elegido diputado siendo consejero regional, consejero general o consejero municipal, lo que equivale en el sistema español a parlamentario regional, diputado en diputación y concejal municipal. Sin embargo está permitido que los alcaldes sean también diputados en la Asamblea Nacional, algo muy tradicional en Francia.

Circunscripciones

Para las elecciones legislativas Francia se divide en 577 circunscripciones y en cada una de ellas se elige a un único diputado. Las circunscripciones atienden a un criterio poblacional y agrupan en torno a 125.000 personas cada una. Estas elecciones serán las primeras que se realizarán con el nuevo mapa de circunscripciones realizado en 2009 por el gobierno de Sarkozy y que recibió fuertes críticas al considerarse que favorecía a la derecha. De hecho este nuevo mapa electoral sólo contó con la aprobación de la UMP y algunos diputados del centro y recibió los votos en contra del PS, PCF, Los Verdes y los radicales de izquierda.

El nuevo mapa electoral cuenta con 330 circunscripciones redibujadas, 33 que han sido eliminadas y otras 33 creadas nuevas. Como particularidad, estas legislativas serán las primeras en que los franceses del extranjeros estarán representados directamente en la Asamblea Nacional con un total de 11 circunscripciones.

Modo de elección

Al igual que en el resto de procesos electorales franceses las elecciones legislativas se realizan mediante sufragio universal directo uninominal mayoritario a dos vueltas. Esto es: el electorado francés vota directamente a un único candidato por circunscripción que será elegido por mayoría a dos vueltas. Si en la primera vuelta un candidato logra más del 50% de los votos emitidos o el 25% del total de votos de los inscritos en el censo de su circunscripción será elegido directamente. En caso contrario se celebra una segunda vuelta entre aquellos candidatos que hayan logrado más del 12,5% del total de votos de los inscritos en el censo, no de los votos emitidos.

Si casualmente en la primera vuelta ningún candidato cumpliese con los criterios anteriores pasarían a la segunda vuelta los dos candidatos con mayor número de votos.  En la segunda vuelta el candidato más votado es elegido diputado por esa circunscripción.

Composición de la Asamblea

La Asamblea Nacional se formará por todos los candidatos elegidos en las 577 circunscripciones. Sin embargo las diputadas y diputados que sean elegidos para formar parte del gobierno o para ocupar alguna función pública deberán serán remplazados por su suplente. Para formar un grupo propio los partidos políticos necesitan un mínimo de quince diputados.

La apuesta más clara sería una mayoría de la izquierda en la nueva Asamblea, sumando al PS, Frente de Izquierda y EELV. La incógnita en esta hipótesis se encuentra en la relación de fuerza entre esas fuerzas, algo que lleva al PS a temer incluso con perder el control de la Asamblea.

Por la derecha la mayor pregunta está en saber si el Frente Nacional consigue entrar y con qué fuerza. Aquí hay que tener en cuenta muchos factores que van desde los apoyos puntales de las fuerzas de izquierdas para bloquear a los candidatos del FN hasta el entendimiento entre FN y UMP en algunas circunscripciones. Todo es posible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.