Ir al contenido principal

Qué pasaría en El Puerto si se redujera un 30% el número de concejales

El pasado viernes el gobierno central presentó un nuevo paquete medidas que, según ellos, persiguen reformas estructurales que permitan a España salir de la crisis. Entre estas medidas se encuentra la rebaja de la prestación por desempleo, la subida del IVA, la eliminación de la paga extra a los funcionarios etc. Todas cuentan con el rotundo rechazo de la ciudadanía salvo una: la eliminación del 30% de concejales en los ayuntamientos, que recibe un mayoritario respaldo popular y es defendida fervientemente por aquellos que se han creído el bulo del 450.000 políticos.

Me centraré en esta última medida porque dejar entrever que la crisis es culpa del concejal de Villamartin, de Benalup o de Sanlúcar y que mandándolos a su casa saldremos antes del bache. Primero, cabe decir que la inmensa mayoría de los concejales de este Estado no cobran sueldo por lo que el ahorro será muy pequeño. Sin embargo el efecto político de esta medida es mucho más importante ya que al haber menos concejales que repartir aumenta el porcentaje de votos necesario para obtener representación. Por lo tanto, esta medida favorece a los dos grandes partidos y patas de este régimen: el Partido Popular y el Partido Socialista. Recomiendo leer este post en malaprensa.com donde inciden en este hecho.

Entrando ya en lo referente a El Puerto de Santa María, en la actualidad la corporación municipal está formada por 25 concejales y concejalas como le corresponde a los municipios de entre 50.001 y 100.000 habitantes. Esta es la composición surgida de las elecciones municipales de 2011, con la mayoría en 13 concejales:



Con la reducción de un 30% la corporación local la formarían 17 concejales/as, ocho menos que hoy día. La siguiente tabla muestra el reparto de actas en la corporación municipal al aplicar la ley electoral vigente al resultado de las pasadas elecciones, la mayoría absoluta estaría en nueve concejales:





En el caso de El Puerto se mantendría el mismo número de partidos con representación. Sin embargo, con el mismo número de votos el Partido Popular estaría más cerca de lograr la mayoría absoluta. Como dije, con menos concejales a repartir se necesitan más votos para lograr representación, según la simulación en el caso de nuestra ciudad se necesitarían algo más de 1.600 votos.

En cuanto al aspecto económico, teniendo en cuenta que de los ocho representantes que pierde el ayuntamiento cuatro serían de la oposición (que cobran 260€ al mes) el ahorro anual sería menor que el de instalar la zona naranja en Valdelagrana.

Los ayuntamientos son la administración más próxima a la ciudadanía. La reducción de concejales unida a la eliminación de las mancomunidades y el reforzamiento del papel de las diputaciones suponen la muerte del municipalismo y un serio toque a la democracia. Todo ello, junto a la presión y el chantaje del gobierno central contra las Comunidades Autónomas hacen pensar que bajo la excusa de la crisis económica se está volviendo poco a poco a un modelo territorial parecido al de la dictadura franquista.

Existen alternativas. En lugar de eliminar concejales se podría eliminar las diputaciones -que son entes obsoletos que datan del siglo XIX- y apostar por mancomunar servicios entre varios municipios, lo que es un ahorro demostrado en muchísimas zonas. En El Puerto se podrían ahorrar en torno a 120.000 euros al año con una rebaja del salario de los concejales del equipo de gobierno. Esto se lleva proponiendo desde julio de 2010 siendo rechazado siempre por PP y PA.

Es cierto que la administración no es perfecta y necesita una remodelación y también que existen concejales y alcaldes con sueldos desproporcionados, pero no hay que dejarse engañar. Hay que reformar la administración pública en el sentido contrario, buscando una mayor democracia, mayor control del ciudadano en los asuntos de su ciudad. Y de paso, reformar la ley electoral en busca de mayor proporcionalidad, algo que también se notaría a nivel local.

Como digo, no hay que dejarse engañar. Hoy día el discurso contra los políticos es muy habitual e incluso se promueve desde algunos sectores de la sociedad a quienes les interesa mantener el foco de atención alejado de banqueros e instituciones financieras. Tampoco debemos olvidar que este discurso le viene muy bien a la derecha, que no necesita para nada un estado que elimine desigualdades sociales y favorezca la participación de todos. Le sobran concejales, ayuntamientos, diputados, funcionarios... ellos solo necesitan al mercado y a un equipo de tecnócratas que se encarguen de favorecer sus intereses.

Para terminar os dejo un tuit con el que estoy muy de acuerdo y creo que da en el clavo:

Comentarios

  1. Nada más que añadir, muy deacuerdo socio.

    Muy buena comparativa, le cogiste bien el rollo al D´hont, que ya van un par de post, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para tanto, una vez que le pillas el truco al simulador se pueden hacer virguerías ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.