Ir al contenido principal

Re-ajustes


Artículo publicado en Viva El Puerto

    Pronto se cumplirán tres años de las elecciones municipales que acabaron dando la Alcaldía a Germán Beardo. Durante esos tres años de gobierno el periodo medio de pago (PMP, el tiempo medio que el Ayuntamiento tarda en pagar sus facturas) se ha colocado en máximos históricos superando los 280 días y las facturas sin pagar se han acumulado hasta superar los 17 millones de euros traduciéndose en cortes en el servicio de correo electrónico, en los seguros de los vehículos municipales o amenazas de corte del teléfono, la luz… Y eso sin ponernos a hablar de presupuesto municipal o de contratos públicos… 

    Este ‘milagro económico’ del gobierno de los preparados ha provocado que el Ministerio de Hacienda haya obligado a nuestro Ayuntamiento a acogerse a un plan de pago a proveedores que conlleva un nuevo plan de ajuste hasta 2034. No ha sido así en ciudades vecinas como Cádiz, por ejemplo, que sí paga sus facturas en tiempo y forma. Todavía hay quien afirma sin ruborizarse que la derecha gestiona mejor. 

    El márketing de este gobierno es capaz de vendernos una imposición del Ministerio por una mala gestión económica como un logro propio, foto de grupo con pulgar en alto incluida. Pero, por mucho que nuestro Ayuntamiento se acoja a este plan y se logre maquillar el PMP, la realidad es tozuda y muy difícil de ocultar incluso para la maquinaria propagandística financiada con recursos públicos que ha montado el entorno del alcalde. Le voy a dar tres datos, que diría Yolanda Diaz. El primero: tenemos un gobierno local que ha sido incapaz en estos tres años de mantener la tendencia de disminución de deuda pública y PMP heredada del mandato anterior. El segundo: si los proveedores portuenses van a cobrar sus facturas pendientes es gracias al gobierno central. Y el tercero: una vez más ha tenido que venir otra administración a sacarle las castañas del fuego a nuestro alcalde.

    No me gustan los planes de ajuste, son herramientas de otro tiempo, sinónimo de austeridad, de recortes, de disminución del sector público…. Precisamente el tipo de políticas que ha adelgazado a nuestro Ayuntamiento hasta hacerlo casi inviable. Necesitamos pensar en menos planes de ajuste y afrontar en serio el debate sobre la financiación de las entidades locales, que es la administración más cercana a la ciudadanía y donde los vecinos y vecinas acuden cuando tienen cualquier tipo de problema.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Mi reto es dejar terminadas todas las cuestiones pendientes y llevarlas a buen puerto”

Entrevista publicada en El Puerto Actualidad Tras la dimisión del concejal de Izquierda Unida, Antonio Chacón, desde su formación ya han trasladado la renuncia del edil a la Junta Electoral y se encuentran a la espera de que la nueva credencial de José Luis Bueno llegue al Ayuntamiento y poder tomar el relevo en las áreas de Comercio, Medio Ambiente y Playas. José Luis Bueno, licenciado en Filología Francesa y con un Máster en Formación de Profesorado, ha sido el responsable de la organización local de Izquierda Unida durante cuatro años. Pese a que en la lista electoral iba en la séptima posición, ejercerá el cargo de concejal debido a que sus compañero que iban en los puestos anteriores han tenido que renunciar por motivos personales y laborales. Pregunta: ¿Cuál sería su balance del tiempo de legislatura del actual equipo de gobierno? Respuesta: En general de todas las áreas que lleva Izquierda Unida, hicimos un balance anual y un balance de los dos años y me

En la URSS también felicitaban la Navidad

¿Alguna vez habéis pensado cómo serían las fiestas navideñas en la Unión Soviética? Pues en este post no encontrareis la respuesta. Pero si os dejo unas postales navideñas procedentes de la antigua URSS por si se os ocurre felicitar estas fiestas de una manera diferente.

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista . En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS . Así contaba El País lo sucedido . Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referé