Ir al contenido principal

Partidos y bloques

Artículo publicado en El Puerto Actualidad

Que una institución cambie de color político de la forma en que lo ha hecho El Puerto puede provocar situaciones a veces difícilmente entendibles por la ciudadanía. Durante estos siete meses se han dado alguna de esas situaciones en las que el nuevo gobierno no termina de desprenderse de la inercia del anterior o se ve obligado a llevar a cabo gestiones ya comprometidas con las que los partidos que lo componen no están del todo de acuerdo.

Para todos y todas hay un sucesión de hechos clara y conocida: unos partidos se presentan a las elecciones, llegan a un acuerdo para formar gobierno en lugar de quienes estaban antes y consiguen el poder municipal. Ahora son los antiguos partidos de la oposición quienes gobiernan y los antiguos partidos de gobierno quienes están en la oposición. Es aquí donde me gustaría centrarme.

El político italiano Antonio Gramsci, uno de los mayores intelectuales de la historia del marxismo, desarrolló una concepción de partido más extensa e interesante. Para Gramsci existen dos tipos de partidos: los partidos-institución y el partido orgánico. Los partidos-institución son las organizaciones políticas tal cual las conocemos, las que se presentan a las elecciones (PP, PSOE, Podemos, C’s, IU…). El partido orgánico es mucho más amplio. No solo englobaría a las varias organizaciones políticas, sino también al conjunto de fuerzas que están de acuerdo en lo fundamental, en un proyecto y unos intereses comunes, en mantener un orden de cosas (medios de comunicación, instituciones religiosas, grandes intereses económicos etc).

Manejar estos conceptos -partido-institución y partido orgánico- nos puede ser de utilidad para dar mayor profundidad a nuestros análisis político local. Adaptando esta visión a El Puerto, podemos decir que existe un partido orgánico del continuismo que va más allá de la composición del salón de plenos y cuyo fin es en mantener el status quo de las cosas para que nada cambie en lo esencial, manteniendo las estructuras de poder tradicionales, las respectivas parcelas de influencia en el aparataje institucional y en las esferas económica y social de la ciudad.

¿Y frente a este partido orgánico del continuismo, qué existe? En mi opinión sería erróneo decir que existe un partido orgánico del cambio contrapuesto al anterior, sino más bien un bloque de organizaciones populares que en buena medida siguen adaptándose a la nueva situación surgida tras las municipales: los partidos de izquierda ahora sumidos en tareas de gobierno, el movimiento asociativo con voluntad de transformación social, el movimiento sindical que en la práctica se reduce a CCOO, y las organizaciones y plataformas surgidas estos años para la denuncia de problemas concretos.

Leer la actualidad política local en esta clave aportar una visión diferente y, a mi modo de ver, más exacta puesto que El Puerto no es una isla al margen de la realidad política del resto del Estado y porque lo que define a un partido no es su forma de actuar políticamente, ni si está o no en el gobierno, sino los intereses de qué clase social defiende.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Mi reto es dejar terminadas todas las cuestiones pendientes y llevarlas a buen puerto”

Entrevista publicada en El Puerto Actualidad Tras la dimisión del concejal de Izquierda Unida, Antonio Chacón, desde su formación ya han trasladado la renuncia del edil a la Junta Electoral y se encuentran a la espera de que la nueva credencial de José Luis Bueno llegue al Ayuntamiento y poder tomar el relevo en las áreas de Comercio, Medio Ambiente y Playas. José Luis Bueno, licenciado en Filología Francesa y con un Máster en Formación de Profesorado, ha sido el responsable de la organización local de Izquierda Unida durante cuatro años. Pese a que en la lista electoral iba en la séptima posición, ejercerá el cargo de concejal debido a que sus compañero que iban en los puestos anteriores han tenido que renunciar por motivos personales y laborales. Pregunta: ¿Cuál sería su balance del tiempo de legislatura del actual equipo de gobierno? Respuesta: En general de todas las áreas que lleva Izquierda Unida, hicimos un balance anual y un balance de los dos años y me

Viaje al Sáhara, día 8: Auserd

Sábado 14 de octubre . Primer día en Auserd, campamento en el que AMAL Esperanza lleva 14 años trabajando y en el que tiene numerosos proyectos puestos en marcha. Las relaciones aquí son muchos más cercanas y las amistades vienen de lejos. Se nota. Estuvimos toda la mañana de aquí para allá, con diferentes asuntos que gestionar. Comenzamos acercándonos a las oficinas de la administración local de la wilaya para hacer el reparto de la mercancía que trajimos ayer. Estuvimos un tiempo con Rabub, la responsable de la Asistencia Social, para hacer la entrega oficial de todo el material tanto para los servicios sociales como para la escuela de mujeres. Nos queda la guardería. La escuela de mujeres es un proyecto interesante. Fue puesto en marcha hace más de 10 años por una ONG argelina y que luego se quedó desatendida hasta que AMAL Esperanza la recuperó hace unos años. Ahora cuenta con un taller de costura, salas de informática etc con los que ofrecer servicios a las mujeres del camp

Este domingo, votemos por Andalucía

Artículo publicado por Viva El Puerto El domingo las andaluzas y andaluces estamos llamados a participar en las elecciones al Parlamento Andaluz, que servirán para elegir al nuevo presidente o presidenta de la Junta de Andalucía. Ante esta nueva cita electoral, las izquierdas andaluzas hemos sido capaces de tejer un proyecto colectivo que une a seis fuerzas políticas -Izquierda Unida, Podemos, Más País, Verdes-Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz-. No ha sido fácil ni tampoco ha estado exento de problemas, pero cuando existe voluntad de poner por delante lo mucho que nos une a lo poco que nos diferencia se arregla todo. Sea Por Andalucía. Por mucho que se esfuerce, en esta campaña electoral Moreno Bonilla no ha logrado esconder las consecuencias de sus brutales políticas de ataque al sector público. La enseñanza pública ha visto reducir año a año el número de plazas con los niños y niñas hacinándose en las aulas, pasando frio en invierno y un calor insoportable en verano