Ir al contenido principal

Despotismo fotográfico


Artículo publicado por Viva El Puerto

    La semana pasada se inauguró el Centro de Salud Ángel Salvatierra, una necesaria infraestructura sanitaria largamente esperada por los vecinos y vecinas de la zona norte, que viene a completar el mapa de la atención primaria en nuestra ciudad. Lamentablemente, lo que debía haber sido un día de fiesta quedó reducido a un mero acto institucional capitalizado por el Partido Popular, con Moreno Bonilla y Beardo acaparando los focos.

    Es incomprensible que no se haya contado con el movimiento vecinal en un día así, porque este centro de salud es el resultado de más de 10 años de lucha incansable por hacerlo realidad. Durante ese tiempo se han sucedido gobiernos de diferente color político tanto en el Ayuntamiento como en la Junta de Andalucía, y la presión de los vecinos y vecinas, de gente como Milagros Muñoz y Enrique Valle, ha sido una constante, primero desde la aprobación del Plan Parcial y la firma del convenio allá por 2009/10, después para conseguir la partida presupuestaria, para iniciar las obras o para que se construyeran los viales de acceso y finalmente para que se abriese al público equipado como corresponde. Sin el movimiento vecinal no existiría este centro de salud.

    Vecinos, usuarios y Marea Blanca nos manifestamos a las puertas denunciando el uso partidista de esta inauguración y la puesta en marcha de este equipamiento a medio gas. Decía arriba que el Ángel Salvatierra viene a completar el mapa de la atención primaria en El Puerto, no a ampliar ni a reformar. Porque tenemos que lamentar que a pesar de tener unas instalaciones de primera, el centro no cuente con personal propio sino que la plantilla ha sido trasladada desde Pinillo o la Casa del Mar. O que no vaya a tener urgencias las 24 horas, a pesar de contar con toda la infraestructura necesaria. Se da la circunstancia de que éstas han sido dos demandas históricas del movimiento vecinal que el Partido Popular hacía suyas cuando estaba en la oposición y a las que ahora ha hecho oídos sordos.

    Todo para el pueblo pero sin el pueblo. Ese era el lema del despotismo ilustrado, un concepto político que definía el sistema de gobierno de las monarquías absolutistas del Antiguo Régimen allá por la segunda mitad del siglo XVIII, y que se oponía a quienes defendían el protagonismo y la participación de la gente en los asuntos públicos. Es curioso cómo a pesar del paso de los siglos algunas actitudes siguen perpetuándose.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Mi reto es dejar terminadas todas las cuestiones pendientes y llevarlas a buen puerto”

Entrevista publicada en El Puerto Actualidad Tras la dimisión del concejal de Izquierda Unida, Antonio Chacón, desde su formación ya han trasladado la renuncia del edil a la Junta Electoral y se encuentran a la espera de que la nueva credencial de José Luis Bueno llegue al Ayuntamiento y poder tomar el relevo en las áreas de Comercio, Medio Ambiente y Playas. José Luis Bueno, licenciado en Filología Francesa y con un Máster en Formación de Profesorado, ha sido el responsable de la organización local de Izquierda Unida durante cuatro años. Pese a que en la lista electoral iba en la séptima posición, ejercerá el cargo de concejal debido a que sus compañero que iban en los puestos anteriores han tenido que renunciar por motivos personales y laborales. Pregunta: ¿Cuál sería su balance del tiempo de legislatura del actual equipo de gobierno? Respuesta: En general de todas las áreas que lleva Izquierda Unida, hicimos un balance anual y un balance de los dos años y me

En la URSS también felicitaban la Navidad

¿Alguna vez habéis pensado cómo serían las fiestas navideñas en la Unión Soviética? Pues en este post no encontrareis la respuesta. Pero si os dejo unas postales navideñas procedentes de la antigua URSS por si se os ocurre felicitar estas fiestas de una manera diferente.

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista . En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS . Así contaba El País lo sucedido . Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referé