Ir al contenido principal

Partidos y bloques

Artículo publicado en El Puerto Actualidad

Que una institución cambie de color político de la forma en que lo ha hecho El Puerto puede provocar situaciones a veces difícilmente entendibles por la ciudadanía. Durante estos siete meses se han dado alguna de esas situaciones en las que el nuevo gobierno no termina de desprenderse de la inercia del anterior o se ve obligado a llevar a cabo gestiones ya comprometidas con las que los partidos que lo componen no están del todo de acuerdo.

Para todos y todas hay un sucesión de hechos clara y conocida: unos partidos se presentan a las elecciones, llegan a un acuerdo para formar gobierno en lugar de quienes estaban antes y consiguen el poder municipal. Ahora son los antiguos partidos de la oposición quienes gobiernan y los antiguos partidos de gobierno quienes están en la oposición. Es aquí donde me gustaría centrarme.

El político italiano Antonio Gramsci, uno de los mayores intelectuales de la historia del marxismo, desarrolló una concepción de partido más extensa e interesante. Para Gramsci existen dos tipos de partidos: los partidos-institución y el partido orgánico. Los partidos-institución son las organizaciones políticas tal cual las conocemos, las que se presentan a las elecciones (PP, PSOE, Podemos, C’s, IU…). El partido orgánico es mucho más amplio. No solo englobaría a las varias organizaciones políticas, sino también al conjunto de fuerzas que están de acuerdo en lo fundamental, en un proyecto y unos intereses comunes, en mantener un orden de cosas (medios de comunicación, instituciones religiosas, grandes intereses económicos etc).

Manejar estos conceptos -partido-institución y partido orgánico- nos puede ser de utilidad para dar mayor profundidad a nuestros análisis político local. Adaptando esta visión a El Puerto, podemos decir que existe un partido orgánico del continuismo que va más allá de la composición del salón de plenos y cuyo fin es en mantener el status quo de las cosas para que nada cambie en lo esencial, manteniendo las estructuras de poder tradicionales, las respectivas parcelas de influencia en el aparataje institucional y en las esferas económica y social de la ciudad.

¿Y frente a este partido orgánico del continuismo, qué existe? En mi opinión sería erróneo decir que existe un partido orgánico del cambio contrapuesto al anterior, sino más bien un bloque de organizaciones populares que en buena medida siguen adaptándose a la nueva situación surgida tras las municipales: los partidos de izquierda ahora sumidos en tareas de gobierno, el movimiento asociativo con voluntad de transformación social, el movimiento sindical que en la práctica se reduce a CCOO, y las organizaciones y plataformas surgidas estos años para la denuncia de problemas concretos.

Leer la actualidad política local en esta clave aportar una visión diferente y, a mi modo de ver, más exacta puesto que El Puerto no es una isla al margen de la realidad política del resto del Estado y porque lo que define a un partido no es su forma de actuar políticamente, ni si está o no en el gobierno, sino los intereses de qué clase social defiende.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Viaje al Sáhara, día 2: preparando el terreno

Domingo, 8 de octubre. Habiendo dormido solo 3 horas mal contadas, después de una jornada de viaje maratoniana y de tomar un pequeño desayuno, dejamos Rabuni rumbo a Dajla. Atravesamos 150 km de un paisaje llano y desértico, que a pesar de lo bonito y de una carretera más que decente se hizo largo como él solo. 
Al llegar a Dajla nos dirigimos directamente al Hospital Regional para supervisar el estado del quirófano que se pretende inaugurar el 12 de octubre y tener una idea de todo el trabajo pendiente. Allí conocimos la gran labor que hacen estos médicos y enfermeras -la gran mayoría de ellos con formados cubana- que trabajan con medios más que justos y casi provenientes en su totalidad de donaciones solidarias. Tuvimos la oportunidad de reunimos con el Director de Sanidad de la Wilaya de Dajla, que nos acompañó junto al Director del hospital. Aquí se ofrecen servicios para todo el campamento: medicina general, pediatría, ginecología y, a partir del día 12, un quirófano para realiza…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…