Ir al contenido principal

Andalucía y el estado plurinacional

Artículo publicado en El Puerto Actualidad

Aunque seguimos sin saber quién será el próximo Presidente del gobierno al menos se ha resuelto el rompecabezas de los grupos parlamentarios en el Congreso. Tras algunas injusticias, zancadillas y algún veto que ha dejado sin grupo a candidaturas con casi un millón de votos, el Congreso queda repartido entre PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y los representantes de la burguesía catalana (ERC y DiL) y vasca (PNV). Los demás, al grupo mixto.

Ante la negativa a que las candidaturas de confluencia autonómica gallega, catalana y valenciana tuvieran el grupo propio que les correspondía, se ha constituido un ‘grupo plurinacional’ integrando en el grupo de Podemos a En Marea y En Comú-Podem. No se trata de una novedad, pues así funcionaba el grupo de La Izquierda Plural la pasada legislatura, pero sí es la constatación de otra realidad social e histórica más que ahora se sienta definitivamente en el Congreso de los Diputados y las Diputadas: el reconocimiento a la existencia de diferentes naciones dentro del Estado.

España es un estado plurinacional, lo es ahora y lo ha sido siempre. Esta afirmación pueda levantar ampollas en algunos sectores políticos de nuestra ciudad, sobre todo entre quienes siguen creyendo en aquello de España una, grande y libre, pero es una realidad difícilmente negable que nuestro estado está formado por diferentes pueblos con identidades colectivas, lingüísticas, históricas y culturales diferenciadas.

En su artículo 2, la Constitución del 78 “reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones” que integran el estado en base a un modelo autonómico que se ha mostrado incapaz de encajar las demandas y el reconocimiento a la diversidad territorial. Se hace necesaria una reforma constitucional que reconozca este pluralismo de identidades, las acomode y permita la convivencia de las diferentes realidades nacionales en un marco de solidaridad territorial.

Este será uno de los debates que marcará la nueva legislatura que comienza, que muchos catalogan ya como ‘segunda transición’. Mientras, la élite política andaluza está a otra cosa. El ejemplo más claro es la Presidenta de la Junta de Andalucía, que parece más interesada en clamar por una modelo de España única y unitaria para atacar a otros pueblos del estado por tacticismo político, que en defender el peso político, cultural e histórico que el pueblo andaluz debe tener en el debate estatal.

Queda un mes para el 28F. Se cumplirán 35 años del referéndum con el que el pueblo andaluz consiguió la autonomía política por la que tanto había peleado y movilizado en las calles. Por aquel entonces los andaluces y andaluzas rompimos el guión de una película en la que teníamos reservado el papel de figurantes. Ahora necesitamos que Andalucía juegue un papel activo en la construcción de un nuevo modelo territorial basado en el federalismo, la igualdad, la solidaridad entre territorios, que garantice los derechos sociales y reconozca nuestras peculiaridades como pueblo. Y eso, hoy como ayer, se consigue con movilización. Las calles y las plazas del Sur deben volver a ser protagonistas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…

Sobre las #EleccionesCatalanas

Ayer, mientras seguía el escrutinio de las elecciones catalanas y se empezaba a vislumbrar cuál sería la composición final del nuevo Parlamento de Cataluña, me vinieron a la cabeza un par de cuestiones que acabé por poner por escrito en Facebook y que he adaptado y ampliado un poco para el blog.

A pesar de perder diputados/as, CDC ha ganado las ‪elecciones catalanas‬. Y no porque Junts pel Sí haya sido la lista más votada, sino porque al final han conseguido convertir estas elecciones en el tan deseado (y falso) plebiscito entre el sí y el no a la independencia consiguiendo cambiar el tablero político catalán. 
Un ejemplo, una consecuencia y una lectura preocupante de que las elecciones se hayan movido en el plano nacional: El ejemplo que mejor representa el éxito del planteamiento de CDC es Artur Mas, que al ir a votar hace tres años fue recibido entre protestas de quienes denunciaban sus recortes sociales en sanidad y educación y hoy ha sido increpado por gente que ondean banderas es…