Ir al contenido principal

Sobre las elecciones parlamentarias en Venezuela: Aquí no se rinde nadie

Publicado en El Puerto Actualidad

El pasado fin de semana se celebraron elecciones parlamentarias en Venezuela en las que la oposición, agrupada en torno a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), consiguió un claro triunfo electoral. Quizás a algún lector o lectora le pueda extrañar estas primeras líneas, habida cuenta de la constante campaña mediática de las grandes empresas de comunicación españolas y norteamericanas que se empeñan en definir a Venezuela como una dictadura. 

Sin embargo, este país ha vuelto a dar un nuevo ejemplo de calidad democrática como viene haciendo en la veintena de procesos electorales que se han celebrado durante los 17 años de una Revolución Bolivariana. La gran diferencia es que ahora nadie habla de fraude electoral ni cuestiona el resultado, como se ha hecho con todos y cada uno de los comicios ganados por las fuerzas populares. Debe ser que para algunos solo hay democracia cuando ganan ellos… No solo en Venezuela.

Evidentemente la victoria electoral de la MUD es un hecho democrático que hemos de aceptar, si bien no nos debe hacer olvidar las guarimbas, la guerra económica, el desabastecimiento masivo programado para generar escasez de productos básicos, la financiación de grupos paramilitares, los asesinatos de chavistas, los continuos intentos de desestabilización o las campañas de acoso y derribo contra los gobiernos democráticos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro orquestadas por una oposición venezolana vendida a los intereses de las oligarquías internacionales que buscan poner fin a los procesos de empoderamiento popular surgidos en América Latina durante las últimas décadas.

Sí, se abre un nuevo período en el que la oposición contará con la mayoría necesaria para modificar leyes orgánicas, cambiar la Constitución Bolivarian, la arquitectura jurídica del país, o desmontar las principales leyes sociales sobre la que se asienta el Estado Social venezolano. Pero frente a ello no cabe la resignación ni el derrotismo. Al contrario. Toca pasar a la ofensiva, profundizar y radicalizar el proceso revolucionario en Venezuela como mejor garantía de defensa de las intereses de las clases populares del país y para afianzar los logros sociales de la Revolución Bolivariana. 

Para quienes queremos construir un nuevo país más justo, solidario y social, Venezuela sigue siendo un ejemplo de lucha y resistencia popular. Por eso debemos mostrar nuestro más firme apoyo a las clases populares venezolanas así como a las fuerzas progresistas y revolucionarias. 

Quienes, desde la derecha, aprovechan la victoria de la oposición para anunciar el fin del chavismo mienten. Quienes, desde la izquierda, ven en la derrota electoral el fin de la Revolución se equivocan. Porque las revoluciones no dependen solo de los resultados electorales y porque el chavismo sigue y seguirá vivo como sujeto político fundamental de Venezuela por mucho tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Viaje al Sáhara, día 2: preparando el terreno

Domingo, 8 de octubre. Habiendo dormido solo 3 horas mal contadas, después de una jornada de viaje maratoniana y de tomar un pequeño desayuno, dejamos Rabuni rumbo a Dajla. Atravesamos 150 km de un paisaje llano y desértico, que a pesar de lo bonito y de una carretera más que decente se hizo largo como él solo. 
Al llegar a Dajla nos dirigimos directamente al Hospital Regional para supervisar el estado del quirófano que se pretende inaugurar el 12 de octubre y tener una idea de todo el trabajo pendiente. Allí conocimos la gran labor que hacen estos médicos y enfermeras -la gran mayoría de ellos con formados cubana- que trabajan con medios más que justos y casi provenientes en su totalidad de donaciones solidarias. Tuvimos la oportunidad de reunimos con el Director de Sanidad de la Wilaya de Dajla, que nos acompañó junto al Director del hospital. Aquí se ofrecen servicios para todo el campamento: medicina general, pediatría, ginecología y, a partir del día 12, un quirófano para realiza…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…