Ir al contenido principal

¿Sécurité, sécurité, sécurité?

Publicado en El Puerto Actualidad

Por segunda vez en menos de un año el terrorismo golpea el corazón de la República Francesa. El pasado 13 de noviembre Francia sufría el mayor atentado terrorista de su historia, una serie de ataques simultáneos en París que costaron la vida a 130 personas y dejado heridas a más de 350. 

El shock ha sido brutal para el país vecino. También para quienes hemos vivido allí y lo consideramos una parte de nosotros/as. Era imposible que nuestros primeros pensamientos no fuesen para las víctimas, sus familias y allegados, para la gente que escapó de ese acto brutal, para quienes nuestros conocidos y conocidas que viven en París o sus alrededores etc.

Poco a poco el dolor va dejando paso al debate, a hacerse preguntas, a analizar los motivos, las causas... A considerar el papel de Francia estos últimos años como vanguardia de la OTAN y EEUU en las guerras de Oriente Próximo (destrucción de Libia, bombardeos en Irak y Siria, apoyo militar y económico a grupos yihadistas...) en busca de la antigua influencia perdida, en la pugna por el control de recursos naturales o la influencia geopolítica. Como decía Jean Jaurès, el capitalismo lleva en su esencia la guerra.

También se empiezan a ver algunas consecuencias. François Hollande decretaba el Estado de Emergencia pocas horas después de los atentados. Una declaración que conlleva la aplicación de medidas excepcionales tales como la posibilidad de aplicar la jurisdicción militar, llevar a cabo registros domiciliarios sin orden judicial, limitar la libre circulación de personas y vehículos e incluso permite que el Gobierno tome el control de los medios de comunicación.

"La amenaza terrorista en Francia tiene un carácter duradero" ha afirmado ahora el gobierno francés. Por eso, tras prorrogar el Estado de Emergencia hasta el mes de febrero, han informado en un comunicado dirigido al Consejo de Europa de que prevén derogar algunos derechos consagrados en la Declaración Europea de los Derechos Humanos debido a la amenaza terrorista. 

En su libro La doctrina del shock, Naomy Klein expone en varios ejemplos cómo determinado tipo de políticas se han implantado en algunos países a través de ‘impactos’ en la psicología social causados por eventos trágicos o grandes catástrofes, generando un clima de conmoción que facilita la implantación de medidas o reformas impopulares.

Los atentados de París son una locura atroz y horrible, pero el reforzamiento de la seguridad interna frente al enemigo exterior no debe hacerse nunca a costa de debilitar las libertades civiles y los derechos sociales que tanto tiempo y tantas luchas ha costado conseguir. Toca plantar cara al terror, unirnos contra la barbarie terrorista pero también defender los valores de la ilustración que un día cambiaron el mundo: libertad, igualdad, fraternidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Viaje al Sáhara, día 2: preparando el terreno

Domingo, 8 de octubre. Habiendo dormido solo 3 horas mal contadas, después de una jornada de viaje maratoniana y de tomar un pequeño desayuno, dejamos Rabuni rumbo a Dajla. Atravesamos 150 km de un paisaje llano y desértico, que a pesar de lo bonito y de una carretera más que decente se hizo largo como él solo. 
Al llegar a Dajla nos dirigimos directamente al Hospital Regional para supervisar el estado del quirófano que se pretende inaugurar el 12 de octubre y tener una idea de todo el trabajo pendiente. Allí conocimos la gran labor que hacen estos médicos y enfermeras -la gran mayoría de ellos con formados cubana- que trabajan con medios más que justos y casi provenientes en su totalidad de donaciones solidarias. Tuvimos la oportunidad de reunimos con el Director de Sanidad de la Wilaya de Dajla, que nos acompañó junto al Director del hospital. Aquí se ofrecen servicios para todo el campamento: medicina general, pediatría, ginecología y, a partir del día 12, un quirófano para realiza…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…