miércoles, 14 de octubre de 2015

Nunca dejes que la realidad estropee tu artículo

Internet ha cambiado por completo nuestras vidas y nuestra relación con el mundo. El nacimiento de nuevos medios de información digital, por ejemplo, ha tenido consecuencias muy positivas. Una de ellas, permitirnos estar informados/as al momento de cuanto pasa a nuestro al rededor, lo que unido al estallido de las redes sociales ha permitido a muchísimas personas comunicarse, expresarse y debatir libremente con facilidad.

Aplicado al terreno de la política local, este cambio de paradigma ha sido tremendamente positivo pues permite a la gente no solo conocer y tener acceso muchos más aspectos de la actualidad local, sino también participar de ella a través de las redes o gracias a las posibilidades que ofrecen muchos de estos nuevos medios.

Por ejemplo, me topo con este artículo publicado en elportuense.es, escrito por el Presidente de Nuevas Generaciones, sobre la suspensión de la festividad del 12 de Octubre en nuestra ciudad a la que denomina Día de la Hispanidad -término fijado en 1958 por un decreto de la Presidencia del Gobierno de la dictadura franquista- en lugar de Día de la Fiesta Nacional, como establece la Ley 18/1987. 

Sobre esta fiesta se dice que "en El Puerto se ha celebrado siempre, ya haya sido bajo rayos de sol o bajo paraguas abiertos, pero siempre, ya fuera en la Plaza de las Galeras Reales o en la Plaza de España, pero eso sí, siempre. No tendría más importancia si no fuese porque sobre esta afirmación categórica se basa el argumento central del artículo, ese que el autor quiere recordemos: el actual gobierno dominado por la izquierda radical ni quiere ni respeta a España porque no ha celebrado el Día de la Hispanidad. Más adelante nos lo vuelve a repetir, por si nos quedaban dudas: "Un día de la Hispanidad diferente al de siempre, por el capricho de unos cuantos".

No es intención de este post entrar en juicios de valor o consideraciones sobre lo que cada cuál escribe o las entelequias en las que decide creer. Se trata de algo más simple: documentarse un poco.











Tras leerlo me quedé algo impresionado al ver cómo se puede llegar a enlazar la suspensión de un acto por cuestiones climatológicas con un alegato sobre el sentimiento nacional de toda una ciudad (bendito plural mayestático) o la ilegitimidad de un gobierno municipal y el grado de radicalidad de algunos de sus componentes.

Pero es más, para mi sorpresa descubro que el año pasado el gobierno del Partido Popular también se vio obligado a suspender la izada de bandera por altas probabilidades de lluvia, quién lo iba a decir. El siempre, siempre, siempre me llevó a engaño. Además el año pasado no lo hicieron tres horas antes como se denuncia: "Es cierto que a las 9:00h estaba diluviando en nuestra querida ciudad, pero también es verdad que a las 12:00h lucía un espléndido sol en el cielo portuense". Lo hicieron con dos días de antelación, por un mayor dominio de la meteorología, supongo.

¿Un simple error provocado por el desconocimiento y las prisas de rellenar una columna de opinión a la semana o un intento de sacar rédito político a toda costa? Sea lo que sea, más vale contrastar los argumentos para que todo el artículo no se venga abajo con una simple búsqueda en Google (y con él la auctoritas de quien lo escribe).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...