Ir al contenido principal

Centralizando contenido en Rumbo a Leningrado

Allá por finales del mes de abril de este año empecé un nuevo proyecto, À gauche, un blog con el que pretendía hacer básicamente lo mismo que en Rumbo a Leningrado pero escribiendo en francés, por eso de no perder la práctica y porque me apetecía probar algo nuevo. Finalmente, este proyecto ha resultado ser demasiado difícil de mantener y de compaginar con este blog debido también al escaso tiempo que últimamente estoy teniendo para escribir. Por ello, después de muchísimo tiempo sin actualizarlo he decidido cerrar À gauche y pasar todo su contenido a Rumbo a Leningrado. A partir de ahora las entradas de À gauche se podrán leer pinchando en la pestaña que se encuentra en la parte superior de este blog, lo que me permite también escribir en francés de vez en cuando sin preocuparme por mantener todo un blog exclusivamente para eso. En fin, ha sido un intento bonito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…

Sobre la bandera de El Puerto

Artículo publicado en El Puerto Actualidad (parte I y parte II)
Si preguntamos a cualquier vecino o vecina de nuestra ciudad por cuáles son los colores de la bandera de El Puerto, con casi total seguridad la respuesta sería la misma: verde y amarillo. La bandera de nuestra ciudad está presente en los edificios municipales, en nuestras fiestas locales, en el salón de plenos, en la toma de posesión de alcaldes y concejales, en las recepciones oficiales, en Wikipedia…
Pero basta con investigar un poco sobre la historia de nuestra bandera local para toparse con un hecho sorprendente: El Puerto no tiene bandera oficial
Esta afirmación es tan chocante como cierta. Desde hace más de cuarenta años nuestra ciudad viene usando una bandera alegal, pues ésta no está aprobada por el pleno del Ayuntamiento y, por tanto, no está reconocida por la Junta de Andalucía ni recogida en el catálogo de escudos y banderas oficiales de las entidades locales de Andalucía. El motivo principal es que ninguna c…