Ir al contenido principal

Presidenciales francesas: esto se acaba

Hoy termina oficialmente la campaña electoral para la segunda vuelta de las presidenciales francesas que como ya sabéis enfrenta al candidato del Partido Socialista, François Hollande, contra el presidente-candidato Nicolas Sarkozy, de la UMP. Estas elecciones están siendo muy seguidas fuera de Francia y no es para menos, con Hollande convertido para muchos en el salvador de la socialdemocracia y Sarkozy siendo parte clave del eje franco-alemán hay bastante en juego.

El pasado miércoles más de 17 millones de franceses siguieron el debate cara a cara entre ambos candidatos que se considera el momento cumbre en la carrera a la presidencia. Prácticamente todos los medios coinciden en que no hubo un claro vencedor y que los candidatos tienen una visión muy diferente de la Francia que quieren. Austeridad o crecimiento, inversión pública, educación, sanidad, Europa, la justicia... un debate muy completo que duró casi tres horas.

Con la segunda votación a la vuelta de la esquina el resto de candidatos se han ido posicionando poco a poco durante las dos semanas que separan ambas vueltas. Éva Joly, Jean-Luc Mélenchon, Philippe Poutou, François Bayrou y Jaques Cheminade han llamado de una u otra manera a apoyar a François Hollande mientras que Nathalie Arthaud, Nicolas Dupont-Aignan y Marine Le Pen han dado libertad de voto a su electorado. Nicolas Sarkozy no ha recibido el apoyo de ningún otro candidato, a pesar de hacer guiños constantes al electorado del FN.

El frente de Izquierda sigue fiel a sus trayectoria y después de haber luchado sólo contra el Frente Nacional y su ideario fascista ha llamado a la ciudadanía francesa acabar con Sarkozy y romper el eje franco-alemán entre otras cosas. Hoy, el FG celebrará un mitin a las 18h30 en la Plaza de Stalingrado en París bajo el lema "Despedir a Sarkozy" al que asistirán Pierre Laurent y Jean-Luc Mélenchon. Hay varias cosas que se deben reconocer: el FG ha realizado la mejor campaña y de lejos, han mantenido y defendido el compromiso con los valores de la izquierda de toda la sociedad francesa, y lo más importante, Mélenchon tenía razón cuando dirigió su campaña para tratar de parar al FN, quien ha logrado imponer sus ideas en el debate político en la segunda vuelta.

Así las cosas, todo parece claro. François Hollande será el nuevo presidente de la Vª República francesa salvo enorme sorpresa. Las encuestas siempre le han colocado por delante de Sarkozy en la segunda vuelta, con un margen de entre seis y diez puntos y no parece que vaya a cambiar mucho la cosa. 

Para la votación del próximo domingo se mantienen las mismas condiciones que para la primera vuelta, recogidas en la guía para seguir las presidenciales francesas que publiqué hace unas semanas. Cabe recordar la prohibición de publicar cualquier tipo de avance antes de la publicación de los primeros resultados oficiales a las 20h00. 

Así pues en la tarde noche del domingo sabremos si Francia cambia de presidente. Para saber si también cambia de políticas tendremos que esperar un poco más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.