Ir al contenido principal

España y su justicia

En los últimos dos días se han producido varias noticias en el ámbito de la justicia de esas que te hacen pensar y reflexionar sobre cómo está montado todo. Y parece que no solo a mi. Cada vez son más los ciudadanos y ciudadanas que se dan cuenta de que las cosas no son tan bonitas como no las pintan, que algo no funciona, que nos toman por tontos.

Antes de ayer, 24 de enero, el mismo día en que celebrábamos el 35 aniversario de la matanza de Atocha, el juez Baltasar Garzón se sentaba en el banquillo por querer investigar los crímenes de la dictadura franquista mientras muchos cómplices de ese régimen se van de rositas, siendo Manuel Fraga el mejor ejemplo. Además, Garzón tiene otra causa abierta por su investigación de la Trama Gürtel y viendo como está el panorama, me atrevo a decir que está muy cerca de ser el único condenado de dicha trama de corrupción, precisamente por querer investigarla.

Ayer, 25 de enero fue el día en que la justicia española se cubrió de gloria. Para empezar la fiscalía del estado decidió que no se investigará a la Infanta Cristina por su relación con Aizoon y la trama de corrupción de su marido, Iñaki Urdangarín, a pesar de que existen pruebas más que serias de que la Infanta también se beneficio de los 'negocios' de su marido

Después Gallardón anunció su reforma de la justicia. Modificará la ley del aborto, establecerá la cadena perpetua -traducción al castellano del vocablo en neolengua "prisión permanente revisable"- pero lo más importante es que introducirá el copago en la justicia, lo que sin duda repercutirá negativamente en aquellos y aquellas que menos tienen y limitará su acceso a la misma ya que será obligatorio pagar los costes del procedimiento a partir de la segunda instancia. Más simple: solo podrán recurrir quienes puedan permitírselo económicamente.

Para rematar el día, por la tarde Camps y Ricardo Costa fueron declarados por un jurado popular no culpables por cohecho pasivo impropio en el caso de os trajes de la trama Gürtel, a pesar de la multitud de pruebas, testimonios, escuchas etc. Llama la atención que el jurado afirmase que entre Camps y el bigotes solo había una "relación comercial" ya que Camps es un político, no un empresario. Aun así, Camps queda libre y rehabilitado ¿y esperando una llamada de Rajoy?

Definitivamente la justicia española ha perdido toda su credibilidad, no es imparcial, está escorada a la derecha, muy a la derecha. Y lo peor es que seguirá así, ya que a Gallardón también se le ha ocurrido que sean los jueces quienes elijan a la mayoría de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (estas son sus funciones) lo que convertirá a la justicia española en un coto cerrado, en un espacio aun más corporativista.

Si como dijo Juan Carlos de Borbón, padre de la Infanta Crisitina y Rey de España por la gracia de Franco "la justicia es igual para todos" la Infanta debería sentarse en el banquillo y ser juzgada por muy hija de rey que sea; no se establecerían copagos que dificultan el acudir a la justicia a quienes tienen menos recursos; se juzgarían a los responsables directos de asesinatos durante la dictadura franquista como Manuel Fraga; se permitiría que miles de personas tuviesen un entierro digno en lugar de seguir en fosas comunes por medio país y otras muchas cosas. Así debería ser en un país decente. Pero esto es España.

Comentarios

  1. Toda Europa se está riendo de nuestra justicia y no es para menos.
    http://www.publico.es/espana/418727/la-prensa-internacional-perpleja-por-el-juicio-a-garzon

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Así es España. En la TV francesa han dado la noticia como algo "insólito", "incomprensible" y cosas así. Triste.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.