Ir al contenido principal

Partidos Políticos: Liberación Andaluza

Ya está aquí la segunda entrega de la sección Partidos Políticos. Hoy, cedo humildemente una entrada de mi blog -y la mil millonésima parte de la red correspondiente- a Liberación Andaluza.

Convulsos fueron los tiempos de la mal llamada transición española. Al amparo de esa democracia setentera surgían por doquier diversas formaciones con fines nobles y humanistas, de clase o de liberación territorial que a veces nacían y morían con pocos meses de diferencia. Y el sector del nacionalismo andaluz no fue ajeno a esta baby-boom de formaciones políticas.

En 1978 un grupo militantes del Partido Comunista Andaluz y de la Juventud Comunista decidieron embarcarse en la noble tarea de construir un partido comunista -recalco esto porque es el inicio de una curiosa evolución- 100% independentista andaluz. Pero en pocos meses, ese partido comunista nació y murió, pasando sus militantes al FLA, siglas del Frente de Liberación Andaluz.

El FLA llegó a su fin en 1980 y sus militantes pasaron entonces a la Yama'a Islamica de Al-Andalus, o Liga Morisca, formada en su mayor parte por andaluces convertidos al islam, cuyo objetivo era y es la recuperación del islamismo en Andalucía.

Pero se me olvida un pequeño matiz: su Andalucía no es la Andalucía reconocida oficialmente como comunidad autónoma, no. Su Andalucía está formada por las ocho provincias de esta comunidad, más Badajoz, Murcia, la Sierra de Alcaraz (Albacete) Gibraltar y el Algarve portugués. En su Andalucía tampoco se hablaría andaluz, ni mucho menos español, el idioma de los conquistadores. En esta Andalucía se recuperaría la lengua árabe, lengua propia del pueblo andaluz.

Esta organización, junto a algunos afiliados del Sindicato Andaluz, se convirtió a su vez en el brazo cultural de nuestro partido protagonista de hoy: Liberación Andaluza.

Después de todo este proceso llegamos al nacimiento de este partido en 1985 y un año más tarde, Liberación Andaluza se presentaría a las elecciones autonómicas obteniendo más que discreto resultado: 0,18% de los votos. Eso sí, en las elecciones municipales de 1987, Liberación Andaluza consiguió convertirse en la tercera fuerza política del Ayuntamiento de Algeciras con 3 concejales, sólo por detrás de PSOE (13) y Alianza Popular (4).

Liberación Andaluza siguió trabajando para convertir en realidad su idea de una Andalucía Libre y en 2008 se unió junto a partidos de lúcido ideario y coherente práctica política -Partido Andalucista, Partido Socialista de Andalucía...- en Coalición Andaluza de cara a las elecciones de 2008 al Congreso y al Parlamento Andaluz obteniendo un 0,27% y un 2,73% respectivamente.

Y aquí finaliza esta modesta segunda entrega de Partidos Políticos. Espero que todos hayamos conocido un poco más o conocido por primera vez a esta formación política que, como otras muchas, no goza del favor de los grandes medios de comunicación, ni de los pequeños tampoco.

Un fuerte saludo y ¡hasta la próxima entrega!

Comentarios

  1. Ese "Partido Comunista Andaluz" fue el efímero Partido Socialista Unificado de Andalucía.

    Salud!

    ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.