Ir al contenido principal

Viaje al Sáhara, día 10: comienza la cuenta atrás


Lunes, 16 de octubre. Todavía con la resaca de nuestro viaje a los territorios liberados para ver el muro de la vergüenza, nos mentalizamos desde temprano para encarar un nuevo día de trabajo en el campamento de Auserd. Volvimos a dividirnos en grupo para optimizar recursos y resolver algunas cuestiones que nos quedaban pendientes.

Una parte del grupo se dirigió al Centro de Discapacidades de la Wilaya para revisar diferentes temas y también con el objetivo de explorar nuevas vías de colaboración que vayan más allá de las actuales. Un segundo grupo continuó con la revisión de los huertos familiares que todavía quedaban por ver. El grupo en el que yo me encontraba nos fuimos a la guardería de la daira de La Güera para terminar de entregar el material que nos faltaban. Estuvimos poco tiempo ya que acto seguido teníamos otro compromiso: una reunión con la gobernadora de la Wilaya de Auserda, Mariem Salek.

El resto de la mañana la usamos para dar un paso tranquilo por el campamento. Visitamos una pizzería puesta en marcha hace poco por un grupo de mujeres jóvenes de la UJSARIO y que tiene detrás una historia muy interesante por muchas cosas. Para empezar, porque no se trata de un proyecto que nazca de ninguna ONG, sino que surge de las inquietudes de jóvenes locales, primero como una forma de ocupar el tiempo libre, y luego como un ejemplo de emprendimiento local para la juventud de los campamentos. También por el buen recibimiento que ha tenido: ya son ocho trabajadoras que se reparten en turnos de mañana y tarde. 

Visitamos también una tienda de artesanía recién abierta y también gestionada solo por mujeres antes de darnos un paseo andando hasta la casa de Koria, a quien no pudimos ver porque iba camino del Hospital de Rabouni a punto de dar a luz a su primer hijo. Aquí nos encontramos con el resto del grupo aunque no tardamos mucho en dividirnos. Ellas/os se fueron a comer a casa de Salka mientras que Manu, Alex y yo cogíamos la carretera para visitar el campamento de refugiados de Smara, a poco más de 20 kilómetros de Auserd.

Fue una estancia corta. Fuimos a comer a la casa de la familia del primer niño saharaui que acogió Manu, de 1993 a 1996. Teníamos un objetivo: hablar con su madre. Se llama Lehbeila. De joven vivía en el desierto cerca de El Ahiyun pero se vio obligada a huir del Sáhara Occidental siendo una adolescente a causa de la invasión marroquí y ha vivido los 42 años en los campamentos. No pudimos sacarle más, pero su rostro hablaba por si solo “como si todavía llevase arrastrando su maleta desde hace 42 años” tal y como me comentó Alexandra.

Nos volvimos a Auserd a media tarde y esperamos en casa de Salka a que el grupo de huertos terminase su trabajo. Luego pasamos nuestra última noche en Auserd cenando en la Pizzería de esta mañana y nos llevamos con nosotros a los niños de las casas en la que nos hemos ido quedan estos días. Echamos un buen rato con ellos/as.

Mañana emprendemos el camino de vuelta a Dajla, donde pasaremos nuestros últimos días en los campamentos hasta que cojamos el avión la madrugada del próximo sábado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.