martes, 4 de julio de 2017

Congreso extraordinario para "reinventar" el PCF

Resolución del Consejo Nacional del Partido Comunista de Francia, adoptada el 24 de junio de 2017: Hacia un congreso extraordinario en 2018

Un seísmo electoral y político inédito 

La situación salida de las campañas y elecciones presidenciales y legislativas de 2017 no solo constituye un nuevo y profundo seísmo en la vida política francesa, también acelera su remodelación de una forma nunca antes vista.

Las dos principales formaciones políticas que han dirigido el país no han pasado a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. En las elecciones legislativas de junio la abstención ha alcanzado un nivel histórico y dramático que debe entenderse como una forma de rechazo a las prácticas y las instituciones políticas secuestradas y escleróticas. La naturaleza misma del régimen está en plena transformación, y las libertades y derechos democráticos, humanos y sociales de nuestro pueblos están amenazados. 

El Presidente Emmanuel Macron sale fortalecido con una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional para poner en marcha sin dilación sus proyectos de destrucción del modelo social francés. El Partido Comunista Francés, sus militantes y sus cargos públicos, estarán desde esta semana en todas las luchas y todas las movilizaciones para hacer retroceder al Jefe del Estado, a su gobierno, su mayoría al Medef [la CEOE francesa, NdT] cuyos intereses están protegidos por el Presidente, ministros y diputados de En Marche!

Plantear la cuestión del futuro de nuestro combate

La nueva situación política interpela directamente a todas las fuerzas políticas, y en lo que nos concierne, plantea directamente la cuestión del papel y del futuro de nuestro partido.

En este contexto de profundas divisiones en la izquierda de transformación social, divisiones que el PCF, a pesar de sus esfuerzo, no ha podido resolver en gran medida, el Partido Comunista sufre un verdadero fracaso electoral aunque la elección y reelección de 11 diputados(as) manifiesta una verdadera capacidad de movilización, de unidad y de resistencia. Nuestro Partido se enfrenta a los problemas institucionales del presidencialismo que hasta ahora no ha sabido resolver. 

El Consejo Nacional del PCF agradece afectuosamente a los 524 candidatos y candidatas, a los secretarios federales que les han apoyado en sus campañas, a los miles de militantes del Partido que han presentado batalla en todas partes para conseguir avances electorales y la victoria en 11 circunscripciones de nuestros diputados(as)

El Consejo Nacional felicita a estos últimos por su elección y también a todos(as) aquellos(as) elegidos(as) en la segunda vuelta gracias a la unión de la izquierda a la que el PCF ha contribuido. 

Saludamos igualmente la entrada en el Parlamento Europeo de nuestra camarada Marie-Pierre Vieu que viene a reforzar el grupo del GUE-NGL del que Patrick Le Hyaric es vicepresidente. 

Por último queremos transmitir nuestra amistad a los diputados(as) salientes del grupo GDR que no se han presentado o no han sido elegidos(as).

Nuestros diputados(as) y el grupo que han decidido formar con cuatro diputados(as) de Ultramar serán un punto de apoyo muy valioso para las luchas que se anuncian y las conquistas futuras del movimiento social y ciudadano de nuestro país. Su voluntad de unidad queda intacta ya que los diputados(as) comunistas han propuesto la creación de un comité de enlace con el grupo de la Francia Insumisa con el fin de coordinar mejor la actividad legislativa y plantar cara de forma eficaz a los ataques del gobierno de Édouard Philippe.

Por un proceso de debates y acciones hacia un congreso extraordinario en 2018

El Partido Comunista Francés está llamado a reinventarse si quiere contribuir en los próximos meses y años al inicio de un proceso de transformación social al servicio de los intereses populares de nuestro país.

El PCF debe poner en marcha una estrategia y prácticas de conquistas y victorias durables para la transformación social. Ello exige de nuestra parte reinventarnos para ser un partido comunista del siglo XXI a la altura de este objetivo trabajando para el surgimiento de una construcción política, con vocación de mayoría, del conjunto de la izquierda de transformación social.

El Consejo Nacional del PCF invita a los comunistas a abrir desde ahora un proceso de debates, de acciones y de elaboración colectiva que verá la luz en 2018 en un congreso extraordinario donde los temas y cuestiones a tratar serán elaboradas por los afiliados del partido.

Por un balance profundo y colectivo

El Consejo Nacional está de acuerdo en que es necesario impulsar un balance colectivo en nuestro partido y en sus direcciones.

Un balance que permita, clara y lucidamente, tener en cuenta los problemas políticos presentes y de la experiencia de estos 15 últimos meses, y también los problemas estructurales y estratégicos que arrastramos desde hace años.

Para tener éxito, este trabajo necesita de la inteligencia colectiva de los comunistas y obliga a las direcciones de todos los niveles del Partido a trabajar para conseguir las condiciones más favorables, de cualquier forma, para la participación de cada comunista en los debates, elaboraciones, decisiones y su puesta en marcha

Una primera lista abierta de preguntas a tratar

El Consejo Nacional ha comenzado a debatir alrededor de las problemáticas que generan debates entre los comunistas y que demandarían un trabajo colectivo de concepción y de acción: 
  • ¿Cómo volver a ser el partido de las clases populares, en el trabajo, en la empresa, en los barrios populares y en el mundo rural?
  • ¿Qué estrategia de transformación concreta de la sociedad, cómo volver a ser un partido para la conquista ciudadana, con una mirada revolucionaria?
  • ¿Cómo construir herramientas para nuestra estrategia de transformación social a partir de las buenas prácticas locales y del trabajo de nuestros cargos públicos, de nuestras experiencias militantes?
  • ¿Qué unidad queremos, con quién, cómo?
  • ¿Qué nuevo modelo de organización?
  • ¿Qué concepción de la dirección?
  • ¿Cómo reconstruir nuestro modelo de comunicación y nuestra identificación?
  • ¿Con qué medios humanos y financieros contar para llevar a cabo nuestras políticas?
Estos primeros elementos deben de estar sometidos a la crítica y enriquecidos por los mismos comunistas en el transcurso de este verano, a través de un documento que permita formular las cuestiones políticas a tratar en el congreso.

Una propuesta de calendario

Proponemos una primera fase de discusión y recogida de propuestas que se desarrollará de aquí al 14 de octubre de 2017 con la celebración de una asamblea nacional de animadores y animadoras de sección. Se sacará el balance de esta fase de consulta y contribuirá a establecer el orden del día del congreso antes de la validación por el Consejo Nacional.

El Consejo Nacional desea que que este trabajo sea lo más colectivo posible, dirigido más allá de él mismo y del Comité Ejecutivo Nacional por grupos de trabajo compuestos por responsables federales y locales, militantes y cargos públicos comprometidos con las cuestiones a tratar.

La fecha misma del congreso extraordinario -sea antes del verano o en otoño de 2018- será establecida por los afiliados a través de una consulta nacional. 

El Consejo Nacional se reunirá en una semana de trabajo el 25 de agosto, en la Universidad de verano del PCF, para preparar la asamblea nacional de animadores y animadoras de sección de octubre de 2017.

La Universidad de verano del PCF (Angers, 25-27 de agosto) y la Fête de l’Humanité (La Courneuve, 15-17 de septiembre) constituirán dos citas nacionales importantes de este proceso general.

Para comenzar, los trabajos de la reunión de junio del Consejo Nacional debe ser objeto de rendición de cuentas en todas las secciones y federaciones del Partido, con jornadas de trabajo locales, y los debates, la propuestas y peticiones de los comunistas recogidas por escrito y transmitidas a la presidencia del Consejo Nacional para una mayor difusión-

Movilizaciones inmediatas

El PCF afrontará todos los desafíos de la nueva etapa -aquellos a los que nuestro pueblo y nuestro país debe hacer frente, aquellos que le conciernen directamente y los de una izquierda fracturada y fraccionada- desde la lucha y la acción.

El PCF llama a la movilización de todas las fuerzas, individuales y colectivas, de la transformación social, democráticas y ciudadanas, a levantarse juntos antes este desafío. 

El Presidente Macron y su gobierno quieren cerrar su pretendida concertación social antes de abrirla realmente haciendo adoptar por decreto su proyecto de flexibilización máxima del trabajo. 

El PCF se compromete en la batalla contra estas leyes decreto y en favor de una ley de estabilización del empleo y de la formación a fin de luchar eficazmente contra el paro. Para contribuir a la mayor movilización popular posible, los comunistas organizarán durante todo el periodo estival, por toda Francia, iniciativas públicas de la campaña « L'été n'est pas fait pour casser le Code du travail » lanzada el 1 de junio.

El PCF se compromete igualmente en la batalla por la democratización de las instituciones y la defensa de las libertades públicas, llama a la movilizarse por la puesta en marcha del escrutinio proporcional, y será parte activa en todas las movilizaciones contra el proyecto de introducción del Estado de Urgencia en el derecho común.

El PCF expresa su voluntad de hacer de estos tres meses que viene el verano de la solidaridad y la fraternidad organización, junto a todos aquellos y aquellas que lo deseen, jornadas marítimas y de ventas de frutas y legumbres solidarias directas del productor al consumidor. 

Del 4 al 9 de septiembre, semana del inicio del curso escolar, los comunistas de todo el país fomentarán iniciativas de movilización por un gran servicio público como la enseñanza.

La Fête de l’Humanité 2017, fiesta de la fraternidad, de la libertad, y de la igualdad, fiesta de las solidaridades populares y de la gran paz humana, será el lugar de centenares de debates políticos sobre los desafíos del momento y una cita nacional de lucha y de respuesta. Ahora más que nunca, es la fiesta de “L’Humain d'abord” frente a cada uno por su cuenta y el dinero para algunos.

La difusión de sus bonos de apoyo bajo el impulso del colectivo nacional, moderado por Nathalie Simonnet, se lanzará el 28 de junio a las 19.00 durante la iniciativa pública en la sede del Partido con Patrick Le Hyaric, director del periódico, Fabien Gay, director de la Fiesta, Nathalie Simonnet y Pierre Laurent.

Las elecciones al Senado de septiembre constituirán la tercera y última etapa del ciclo electoral de 2017. A pesar del modo de escrutinio, en ella están en juego el futuro de nuestros municipios y territorios para quienes la cohesión y el desarrollo exigen políticas basadas en la ambición de una República para todos(as). La elección de numerosos senadores y senadoras comunistas y candidatos(as) apoyados por nuestro partido constituirá una fuerza de resistencia y de alternativa ofensiva en el Senado contra los proyectos neoliberales. 

Abrir un largo debate para reinventar la izquierda

El Partido Comunista Francés no resuelve la crisis y el debilitamiento histórico de la izquierda en nuestro país, y constata el desafío de la reconstrucción de la izquierda. Invita al conjunto de sus organizaciones locales y departamentales a dirigirse a los millones de mujeres y hombres de nuestro país que quieren devolver a la izquierda todo su sentido y que están listos a reflexionar, debatir y actuar con todas sus fuerzas al servicio del movimiento popular y ciudadano en estos objetivos, particularmente en el marco de las luchas políticas y sociales en respuesta a la política de Emmanuel Macron. 

Por su parte, el PCF, su Secretario Nacional Pierre Laurent, invitan a la Universidad de verano del PCE y después a la Fête de l’Humanité, a varias decenas de personalidades con las que este diálogo están en curso y se comparte la voluntad de actuar. 

Texto original: http://www.pcf.fr/100955

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...