Ir al contenido principal

Galiza, Euskadi y la estrategia política de Izquierda Unida

Apuntes rápidos. Ayer se celebraron elecciones autonómicas en Galicia y País Vasco, las enésimas dentro de un ciclo electoral que empezó con las europeas de 2014 y dura ya más de dos años. 

Como era de esperar, en medio del actual panorama político estatal todos los partidos tenían sus ojos puestos en lo que deparasen las urnas en estos dos territorios. Sin embargo, en este post no pretendo hacer un análisis pormenorizado de los resultados de ayer y sus consecuencias. Más bien se trata de poner en orden de forma breve algunas ideas sobre algunos comentarios que vengo leyendo, sobre todo provenientes de determinados sectores de mi organización, Izquierda Unida. 

Como digo, me centraré exclusivamente en las coaliciones en las que ha participado Izquierda Unida a través de sus federaciones vasca y gallega (Elkarrekin-Podemos y En Marea) sin entrar en una análisis profundo y detallado sobre cada una de las formaciones que han concurrido a estas elecciones, que entiendo además muy difícil sin conocer bien estas dos realidades nacionales.

Vamos a ello. La gran mayoría de críticas que he visto se centran en la valoración de los ‘malos’ resultados electorales de En Marea y Elkarrekin-Podemos. Cabe decir, para empezar, se peca de un profundo electoralismo si la crítica política se basa casi en exclusiva en el resultado de las urnas. Pero aun así, entrando a analizar más allá de si son buenos o malos, que no deja de ser algo subjetivo, me parece que estas críticas no se sostienen por varios motivos.

Para empezar, fijémonos por ejemplo en Galicia. Allí En Marea, la coalición electoral creada para las elecciones generales de 2015 formada por Podemos, Anova, Esquerda Unida y diferentes candidaturas municipalistas como Marea Atlántica, Compostela Aberta o Ferrol en Común, se ha convertido en la segunda fuerza política con más de 271.000 votos, lo que supone el 19,07% del total y 14 diputados/as, dos de ellas pertenecientes a Esquerda Unida, la federación gallega de IU. 

Todo es opinable, pero si acudimos a los datos de las últimas cuatro convocatorias autonómicas las cosas se aclaran bastante. Aquí tenéis este gráfico:




Galicia fue pionera en cuanto a candidaturas de unidad. Ya en 2012 la Alternativa Galega de Esquerda (AGE, coalición que agrupaba a Anova-Irmandade Nacionalista, Esquerda Unida, Equo Galicia y Espazo Ecosocialista Galego) irrumpió con nueve diputados/as en el Parlamento Gallego, tradicionalmente dominado por PP, PSdG y BNG, y gracias a AGE la federación gallega de IU obtuvo representación en el parlamento por primera vez en su historia.

Centrándonos en IU, vemos que en Galicia solo ha conseguido representación parlamentaria apostando por candidaturas de unidad. Por tanto, es muy difícil criticar una estrategia política que han llevado a los compañeros y compañeras de Galicia de la marginalidad política a gobernar importantes ayuntamientos y ser la segunda fuerza política de su país en solo cuatro años. Y hacerlo en base al resultado de ayer no se sostiene de ninguna forma.

Sin entrar en las diferencias políticas evidentes que existen entre Galicia y Euskadi, en esta convocatoria electoral ha habido algunas similitudes en cuanto a los resultados y, como no, también en cuanto a la críticas recibidas. 

La realidad política vasca casi no tiene nada que ver con la gallega y es también muy diferente en lo que respecta al ámbito de las candidaturas de unidad. Allí, la coalición electoral Elkarrekin-Podemos se presentaba por primera vez, agrupando a Podemos, Ezker Anitza (federación vasca de IU) y Equo. Ha obtenido 156.671 votos, un 14,83% del total, que le ha llevado a ser la tercera fuerza política en el Parlamento Vasco. 11 diputados/as (dos de ellos de EA) para un estreno por todo lo alto y muy meritorio si tenemos en cuenta que en el País Vasco partían de mucho más atrás que en Galicia.

Como en el caso gallego todos los resultados se pueden poner en cuestión, pero se hace muy difícil encontrar argumentos que vayan más allá de lo identitario si comparamos los resultados de las candidaturas de IU en las últimas cuatro convocatorias. Aquí el gráfico:


En fin, como decía más arriba, este post no va de hacer un análisis detallado de los resultados. A buen seguro que conforme pasen los días saldrán otros análisis con los que coincidiré en mayor o menor medida. Es una respuesta a aquellos compañeros y compañeras que parecen querer impugnar una estrategia política en base a unos resultados de una convocatoria electoral concreta. Un planteamiento tremendamente electoralista que además no se sostiene si seguimos sus propios argumentos y se hace una comparativa de los últimos datos electorales, como se muestra en los dos gráficos de arriba.

Como marxistas hemos de ir más allá de lo electoral, hemos de saber leer el actual momento político, que en IU catalogamos como crisis de régimen. Un escenario en el que tras ocho años de crisis económica las instituciones del 78 ya no son capaces de dar solución a los problemas de la clase trabajadora, donde la gente ya no vota como antes ni hace política en los mismos espacios. Es aquí cuando aparecen las candidaturas unitarias, en las que IU se inserta como un actor más del cambio político, desarrollando nuestra apuesta por la unidad popular y la ruptura democrática.

Para mi, aquí está una de las claves de todo esto. Porque me da la sensación que en la base de muchos de las críticas a los resultados en Galicia, Euskadi y también en las últimas generales, se haya una falta de voluntad de asumir los acuerdos y la línea política que nuestra organización se dotó en la XI Asamblea. Eso sí me parece grave.

Durante este último año tanto la militancia y simpatizantes de Izquierda Unida hemos analizado en conjunto la situación política, económica y social del estado. Hemos hecho un ejercicio de crítica y autocrítica sobre la línea política mantenida durante los últimos años, sus cosas buenas y sus cosas malas, y hemos acordado entre todas/os un camino a seguir que parece estar dando buenos resultados. Cuestionar insistentemente este camino no lleva a ningún sitio.

Comentarios

  1. ¿Acuerdos? ¿Linea política? Cuales son esos acuerdos y esa linea política. Cuando se preguntó por el acuerdo no se sabían. ¿Ahora ha cambiado, ya se conocen?

    El problema es que IU ha dado un cheque en blanco y ha tomado un camino netamente socialdemocrata. Muchos estamos ofendidos por ello si. No queremos que IU sea un PSOE 2.0.

    Recuerda que el PSOE en 1982 era mucho más rupturista, fue cambiando mucho más despacio de lo que podemos ha cambiado hoy.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Viaje al Sáhara, día 2: preparando el terreno

Domingo, 8 de octubre. Habiendo dormido solo 3 horas mal contadas, después de una jornada de viaje maratoniana y de tomar un pequeño desayuno, dejamos Rabuni rumbo a Dajla. Atravesamos 150 km de un paisaje llano y desértico, que a pesar de lo bonito y de una carretera más que decente se hizo largo como él solo. 
Al llegar a Dajla nos dirigimos directamente al Hospital Regional para supervisar el estado del quirófano que se pretende inaugurar el 12 de octubre y tener una idea de todo el trabajo pendiente. Allí conocimos la gran labor que hacen estos médicos y enfermeras -la gran mayoría de ellos con formados cubana- que trabajan con medios más que justos y casi provenientes en su totalidad de donaciones solidarias. Tuvimos la oportunidad de reunimos con el Director de Sanidad de la Wilaya de Dajla, que nos acompañó junto al Director del hospital. Aquí se ofrecen servicios para todo el campamento: medicina general, pediatría, ginecología y, a partir del día 12, un quirófano para realiza…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…