Ir al contenido principal

A vueltas con el presupuesto

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El próximo lunes varios miembros del equipo de gobierno de nuestra ciudad volverán a viajar a Madrid para reunirse con representantes del Ministerio de Hacienda y tratar de finiquitar el nuevo requerimiento de esta institución sobre una serie de incumplimientos ocurridos durante 2014 que tienen bloqueado el presupuesto municipal para este año.

Es normal que exista interés en torno a la aprobación de las cuentas municipales porque el presupuesto es la herramienta principal que tiene un ayuntamiento, la que determina la planificación, la programación, el control, el seguimiento y la evaluación de las actuaciones municipales durante el año en curso. Ahora bien, creo que como dice aquel viejo proverbio chino, muchos están mirando el dedo y no la luna.

A este respecto, me gustaría señalar dos cuestiones:

Primera: los tiempos. Estar en febrero sin presupuestos no es algo de lo que alegrarse, pero si comparamos las fechas de aprobación definitiva de los presupuestos municipales en los ocho años de gobierno del Partido Popular, comprobamos que las cuentas municipales se aprobaron con una media de 186 días de retraso, lo que traducido supone seis meses y cuatro días más tarde de lo que indica la ley. Aquí un gráfico:
presupuesto_el_puerto.png 
Segunda: la responsabilidad. En este caso, que la ciudad no cuente con un presupuesto vigente no se debe a falta diligencia o de trabajo por parte del equipo de gobierno. De hecho, el presupuesto lleva aprobado de forma inicial desde el 3 de diciembre del año pasado y listo para su elevación a pleno en el mes de enero. La clave está en el papel que está jugando el Ministerio de Hacienda, que parece haberle cogido un cariño especial a nuestra ciudad tras las elecciones municipales que han desalojado al Partido Popular de la Alcaldía.

Aquí está lo verdaderamente grave: la pérdida de autonomía local que lleva a los ayuntamientos a no tener libertad para aprobar los presupuestos que crean conveniente para dar solución a los problemas de su ciudad. En cambio, se ven obligados a trabajar con aquellos que cuenten con el visto bueno del Ministerio de Hacienda que, como parece, actúa con una clara finalidad política.

Esperemos que en la reunión de las autoridades locales con los responsables del Ministerio de Hacienda se desbloquee definitivamente esta situación y la administración local pueda comenzar a trabajar con normalidad. De lo contrario, de persistir las trabas por parte de la Administración Central, estaremos ante un bloqueo por cuestiones políticas. Algo intolerable, inaceptable y de una deslealtad inaudita entre administraciones.

Ojalá El Puerto contará en Madrid con algún Diputado Nacional dispuesto a defender los intereses de su ciudad y de los/as portuenses, por encima de sus intereses políticos personales o los de su partido. Mejor que esperemos sentados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.