Ir al contenido principal

De conciertos y sanidad pública para El Puerto

Publicado en El Puerto Actualidad

El 31 de enero se acababa el concierto que la Junta de Andalucía mantiene con la empresa Pascual S.A. por la que esta última gestiona varios hospitales en la provincia de Cádiz y en el resto de Andalucía, entre ellos el Hospital Santa María del Puerto, popularmente conocido como Frontela. 

Comenzaban entonces los tiras y afloja en unas negociaciones de ámbito andaluz en las que el hospital de El Puerto -siempre según la Junta de Andalucía- no corre peligro de cierre y los desacuerdos entre ambas partes se producen en torno a otros centros hospitalarios andaluces.

Como es comprensible, ante este panorama los trabajadores y trabajadoras del hospital portuense comenzaron a movilizarse en defensa del concierto privado del que dependen sus empleos y la atención sanitaria de los portuenses y otros habitantes de nuestro entorno.

También es normal que un empresario quiera mantener su margen de ganancia, aunque en este caso sus beneficios dependan de hacer negocio a costa de la administración pública y de la salud de todos/as, a parte claro de la plusvalía, es decir, del valor «extra» que se obtiene del trabajo no pagado a cualquier asalariado/a.

Con la defensa de la sanidad pública por bandera lo ideal es que toda la atención hospitalaria que presta el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se haga desde centros públicos y que la Junta de Andalucía asumiese los servicios sanitarios que se dan en el hospital de El Puerto (incluyendo a la plantilla). Ahora bien, ante esto surgen dos problemas. 

El primero es la propia estructura de la sanidad pública en la provincia de Cádiz donde en los años 80 se apostó decididamente por un modelo concertado y en la actualidad un elevado porcentaje de los centros sanitarios funcionan mediante concierto, generando una dependencia de una misma empresa difícil de solventar. Para muestra, el propio hospital de El Puerto que por aquellos años fue ofrecido a la Junta y ésta decidió concertarlo en lugar de hacerse cargo de él. 

El segundo es coyuntural pero está relacionado con lo comentado anteriormente. A la actual situación económica que viven las administraciones públicas -de rodillas ante la banca privada y obligadas por el artículo 135 de la Constitución a pagar deuda antes que a realizar cualquier inversión social- y, en el caso de Andalucía, con 1.200 millones de euros menos de financiación por obra y gracia del gobierno central del Partido Popular, hace casi imposible que la Junta pueda afrontar la ‘nacionalización’ de nuestro hospital.

Por ello, parece que ahora mismo no se dan las condiciones para que el sistema sanitario público andaluz asuma el hospital de El Puerto (tal y como muchos/as desearíamos y esperamos que se haga en un futuro) y puesto que es evidente que una ciudad como El Puerto, con 90.000 habitantes durante todo el año y el una población que se duplica en verano no puede quedarse sin hospital, la única solución pasa por renovar el convenio (y aquí la empresa también debe hacer un ejercicio de responsabilidad), asegurar el empleo de los trabajadores y trabajadoras y seguir ofreciendo atención sanitaria a los portuenses y residentes de nuestro entorno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…

Sobre las #EleccionesCatalanas

Ayer, mientras seguía el escrutinio de las elecciones catalanas y se empezaba a vislumbrar cuál sería la composición final del nuevo Parlamento de Cataluña, me vinieron a la cabeza un par de cuestiones que acabé por poner por escrito en Facebook y que he adaptado y ampliado un poco para el blog.

A pesar de perder diputados/as, CDC ha ganado las ‪elecciones catalanas‬. Y no porque Junts pel Sí haya sido la lista más votada, sino porque al final han conseguido convertir estas elecciones en el tan deseado (y falso) plebiscito entre el sí y el no a la independencia consiguiendo cambiar el tablero político catalán. 
Un ejemplo, una consecuencia y una lectura preocupante de que las elecciones se hayan movido en el plano nacional: El ejemplo que mejor representa el éxito del planteamiento de CDC es Artur Mas, que al ir a votar hace tres años fue recibido entre protestas de quienes denunciaban sus recortes sociales en sanidad y educación y hoy ha sido increpado por gente que ondean banderas es…