Ir al contenido principal

De conciertos y sanidad pública para El Puerto

Publicado en El Puerto Actualidad

El 31 de enero se acababa el concierto que la Junta de Andalucía mantiene con la empresa Pascual S.A. por la que esta última gestiona varios hospitales en la provincia de Cádiz y en el resto de Andalucía, entre ellos el Hospital Santa María del Puerto, popularmente conocido como Frontela. 

Comenzaban entonces los tiras y afloja en unas negociaciones de ámbito andaluz en las que el hospital de El Puerto -siempre según la Junta de Andalucía- no corre peligro de cierre y los desacuerdos entre ambas partes se producen en torno a otros centros hospitalarios andaluces.

Como es comprensible, ante este panorama los trabajadores y trabajadoras del hospital portuense comenzaron a movilizarse en defensa del concierto privado del que dependen sus empleos y la atención sanitaria de los portuenses y otros habitantes de nuestro entorno.

También es normal que un empresario quiera mantener su margen de ganancia, aunque en este caso sus beneficios dependan de hacer negocio a costa de la administración pública y de la salud de todos/as, a parte claro de la plusvalía, es decir, del valor «extra» que se obtiene del trabajo no pagado a cualquier asalariado/a.

Con la defensa de la sanidad pública por bandera lo ideal es que toda la atención hospitalaria que presta el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se haga desde centros públicos y que la Junta de Andalucía asumiese los servicios sanitarios que se dan en el hospital de El Puerto (incluyendo a la plantilla). Ahora bien, ante esto surgen dos problemas. 

El primero es la propia estructura de la sanidad pública en la provincia de Cádiz donde en los años 80 se apostó decididamente por un modelo concertado y en la actualidad un elevado porcentaje de los centros sanitarios funcionan mediante concierto, generando una dependencia de una misma empresa difícil de solventar. Para muestra, el propio hospital de El Puerto que por aquellos años fue ofrecido a la Junta y ésta decidió concertarlo en lugar de hacerse cargo de él. 

El segundo es coyuntural pero está relacionado con lo comentado anteriormente. A la actual situación económica que viven las administraciones públicas -de rodillas ante la banca privada y obligadas por el artículo 135 de la Constitución a pagar deuda antes que a realizar cualquier inversión social- y, en el caso de Andalucía, con 1.200 millones de euros menos de financiación por obra y gracia del gobierno central del Partido Popular, hace casi imposible que la Junta pueda afrontar la ‘nacionalización’ de nuestro hospital.

Por ello, parece que ahora mismo no se dan las condiciones para que el sistema sanitario público andaluz asuma el hospital de El Puerto (tal y como muchos/as desearíamos y esperamos que se haga en un futuro) y puesto que es evidente que una ciudad como El Puerto, con 90.000 habitantes durante todo el año y el una población que se duplica en verano no puede quedarse sin hospital, la única solución pasa por renovar el convenio (y aquí la empresa también debe hacer un ejercicio de responsabilidad), asegurar el empleo de los trabajadores y trabajadoras y seguir ofreciendo atención sanitaria a los portuenses y residentes de nuestro entorno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.