Ir al contenido principal

Elecciones andaluzas: Izquierda Unida para a la derecha

Las elecciones al parlamento andaluz parecían tener un resultado claro, casi no había dudas de lo que iba a pasar. Se daba por segura la victoria del Partido Popular por mayoría absoluta o rozando la misma, el descalabro del PSOE y una ligera pero insuficiente subida de Izquierda Unida. Sin embargo las urnas sorprendieron a propios y extraños.

Después de cualquier cita electoral toca explicar el resultado, dar opiniones, hacer valoraciones y análisis del por qué son así y no de otro modo, qué horizonte se abre etc. Tras el salto os dejo algunos apuntes totalmente subjetivos sobre este resultado electoral que me parece importante destacar.


1. Izquierda Unida clara vencedora. Lo normal después de unas elecciones es que todos ganen. Arenas salió al balcón de la sede del PP en Sevilla anunciando su victoria con cara de circunstancia mientras Griñán se mostraba feliz y contento por haber perdido sólo 700.000 votos, nueve diputados y la mayoría absoluta. Sin embargo la imagen del triunfo estaba en la sede de IU. Objetivamente ha conseguido duplicar sus parlamentarios pasando de seis a doce y ganar más de 120.000 con respecto a 2008, lo que ha servido para acabar con las mayorías absolutas en Andalucía y romper el bipartidismo en todas las provincias. Se ha de destacar que Izquierda Unida ha subido en todas las provincias andaluzas llegando a doblar su porcentaje de voto en muchas ellas. Por ejemplo en Cádiz IU pasa del 6,59% en 2008 al 12,68% consiguiendo dos parlamentarios. En Andalucía Izquierda Unida tiene la sartén por el mango y "no habrá cheque en blanco para nadie".

2. Alta abstención: uno de cada tres andaluces no votó. Puede ser un motivo válido para tratar de explicar estos resultados. La abstención aumentó en más de diez puntos, hasta el 37,33% del electorado. Había un debate sobre si la baja participación se debía al cambio de hora, al buen tiempo, al hecho de que estas elecciones estuvieran separadas de las generales, o simplemente al puro desinterés del electorado. También se pensaba, y me incluyo, que una abstención alta favorecería una mayoría absoluta del Partido Popular quien tiene un electorado más fiel. Al final @danipachamama tenía razón y la abstención afecto a los dos partidos mayoritarios.

3. Todas las encuestas se equivocaron. Algo que me llamó la atención de la jornada electoral del domingo fue que desde el inicio del recuento y hasta bien sobrepasado el 85% de los votos escrutados los expertos de Canal Sur no paraban de repetir que había que tomarse los resultados con prudencia, que nadie sabía lo que iba a pasar al final. Estaban tan apegados a los resultados de las diferentes encuestas que no podían dar crédito a lo que estaban viendo. Todos esperaban, y me vuelvo a incluir, una victoria más amplia del PP como había pronosticado casi todos los sondeos, sin embargo Javier Arenas se queda a cinco parlamentarios de conseguir la mayoría absoluta, para asombro de la caverna mediática y en especial de Intereconomía

4. Javier Arenas: no pasa nada campeón, otra vez será. Treinta años en la política dan para mucho, por ejemplo, para presentarse cuatro veces a presidir la Junta de Andalucía y perder en todas ellas. Lo de Arenas merece una mención especial: tenía todo a su favor para llegar a presidir la Junta, se enfrentaba al peor PSOE de la historia reciente, que ha tocado suelo en el Congreso de los diputados, debilitado tras el congreso de Sevilla, con una gran falta de credibilidad ante la sociedad y acosado por los EREs en Andalucía. Y aún así Arenas ha sido incapaz de lograr una victoria clara, su partido ha perdido 200.000 votos con respecto a 2008 y 440.00 respecto a las generales de noviembre. Arenas lo sabía, y se notó en su discurso.

5. El PSOE salva los muebles: el batacazo no ha sido tan grande como esperaban. Para Griñán y los suyos todos los augurios eran malos. Todos daban por hecho que iban a caer pero nadie sabía hasta que punto. Sin embargo el PSOE ha logrado un resultado que lo mantiene en juego a pesar de la gran sangría de votos. Lo sabían y se notó en la comparecencia de Griñán, incluso parecía que hubieran ganado las elecciones. Pero la realidad es que el PSOE sigue estando mal. A todo lo mencionado en el punto anterior se une que ya no tienen mayoría absoluta en ninguna comunidad autónoma y que dependen de Izquierda Unida para gobernar Andalucía, algo que no gusta mucho en algunas casas del pueblo. Se avecinan tiempos convulsos en el cuartel general 'socialista': ¿el pueblo o la Duquesa de Alba y los suyos?  ¿Cuántos grados a la izquierda estarán dispuestos a girar? ¿Qué pasará con la comisión de investigación sobre los EREs? ¿Con la banca pública? ¿Con la reforma agraria? Deberán elegir.

6. El Partido Andalucista sigue en caída libre y no ve el fondo. La única esperanza del PA para volver al parlamento se encontraba en la provincia de Cádiz. Allí colocaron a su secretaria general y allí centraron los mayores esfuerzo de su campaña, se jugaban el todo por el todo. El resultado: 1.500 votos menos en Cádiz y 27.000 menos en toda Andalucía con respecto a 2008. El PA está en una situación muy delicada, a pesar de que se empeñen en decir lo contrario: están fuera de 'su' parlamento, presentes sólo en dos de las ocho diputaciones provinciales, sin gobernar en grandes ayuntamientos... A pesar de todo esto el andalucismo no desaparece, desaparece el Partido Andalucista.

7. ¿Qué nos espera? A los pocos minutos de conocerse los resultados del pasado domingo dos palabras se convertían en las preferidas de los medios: "pacto" y "Extremadura". Muchos dan por hecho que Izquierda Unida pactará con el PSOE con el único fin de alejar al PP del gobierno, sin embargo, creo que se equivocan. Pactar es una palabra muy grande. Como bien decía hace poco el diputado Alberto Garzón en su twitter: "El fin de IU no es ganar las elecciones sino superar el sistema económico. Por eso es hora de hablar de políticas y no de pactos". Pues eso, habrá que hablar de políticas.


Como resumen de todo lo anterior: Las encuestas se equivocaron. Izquierda Unida se convierte en la fuerza clave para el futuro de Andalucía tras duplicar sus peso en el parlamento después de que el PSOE haya perdido su mayoría absoluta y la marea azul del Partido Popular se quede en Despeñaperros. Arenas se vuelve a quedar en la puerta de San Telmo y el PA verá las sesiones del parlamento otra vez por televisión. El gobierno de la comunidad dependerá de hasta donde esté dispuesto a llegar el PSOE en su obligado giro a la izquierda.

Sin duda no solo son unos grandes resultados para Izquierda Unida también lo son para toda Andalucía. Se ha demostrado que era posible parar a la derecha en las urnas y el jueves se demostrará que es posible pararla también en la calle. Ahora toca ganar la huelga general.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…

Sobre las #EleccionesCatalanas

Ayer, mientras seguía el escrutinio de las elecciones catalanas y se empezaba a vislumbrar cuál sería la composición final del nuevo Parlamento de Cataluña, me vinieron a la cabeza un par de cuestiones que acabé por poner por escrito en Facebook y que he adaptado y ampliado un poco para el blog.

A pesar de perder diputados/as, CDC ha ganado las ‪elecciones catalanas‬. Y no porque Junts pel Sí haya sido la lista más votada, sino porque al final han conseguido convertir estas elecciones en el tan deseado (y falso) plebiscito entre el sí y el no a la independencia consiguiendo cambiar el tablero político catalán. 
Un ejemplo, una consecuencia y una lectura preocupante de que las elecciones se hayan movido en el plano nacional: El ejemplo que mejor representa el éxito del planteamiento de CDC es Artur Mas, que al ir a votar hace tres años fue recibido entre protestas de quienes denunciaban sus recortes sociales en sanidad y educación y hoy ha sido increpado por gente que ondean banderas es…