Ir al contenido principal

Elecciones andaluzas: Izquierda Unida para a la derecha

Las elecciones al parlamento andaluz parecían tener un resultado claro, casi no había dudas de lo que iba a pasar. Se daba por segura la victoria del Partido Popular por mayoría absoluta o rozando la misma, el descalabro del PSOE y una ligera pero insuficiente subida de Izquierda Unida. Sin embargo las urnas sorprendieron a propios y extraños.

Después de cualquier cita electoral toca explicar el resultado, dar opiniones, hacer valoraciones y análisis del por qué son así y no de otro modo, qué horizonte se abre etc. Tras el salto os dejo algunos apuntes totalmente subjetivos sobre este resultado electoral que me parece importante destacar.


1. Izquierda Unida clara vencedora. Lo normal después de unas elecciones es que todos ganen. Arenas salió al balcón de la sede del PP en Sevilla anunciando su victoria con cara de circunstancia mientras Griñán se mostraba feliz y contento por haber perdido sólo 700.000 votos, nueve diputados y la mayoría absoluta. Sin embargo la imagen del triunfo estaba en la sede de IU. Objetivamente ha conseguido duplicar sus parlamentarios pasando de seis a doce y ganar más de 120.000 con respecto a 2008, lo que ha servido para acabar con las mayorías absolutas en Andalucía y romper el bipartidismo en todas las provincias. Se ha de destacar que Izquierda Unida ha subido en todas las provincias andaluzas llegando a doblar su porcentaje de voto en muchas ellas. Por ejemplo en Cádiz IU pasa del 6,59% en 2008 al 12,68% consiguiendo dos parlamentarios. En Andalucía Izquierda Unida tiene la sartén por el mango y "no habrá cheque en blanco para nadie".

2. Alta abstención: uno de cada tres andaluces no votó. Puede ser un motivo válido para tratar de explicar estos resultados. La abstención aumentó en más de diez puntos, hasta el 37,33% del electorado. Había un debate sobre si la baja participación se debía al cambio de hora, al buen tiempo, al hecho de que estas elecciones estuvieran separadas de las generales, o simplemente al puro desinterés del electorado. También se pensaba, y me incluyo, que una abstención alta favorecería una mayoría absoluta del Partido Popular quien tiene un electorado más fiel. Al final @danipachamama tenía razón y la abstención afecto a los dos partidos mayoritarios.

3. Todas las encuestas se equivocaron. Algo que me llamó la atención de la jornada electoral del domingo fue que desde el inicio del recuento y hasta bien sobrepasado el 85% de los votos escrutados los expertos de Canal Sur no paraban de repetir que había que tomarse los resultados con prudencia, que nadie sabía lo que iba a pasar al final. Estaban tan apegados a los resultados de las diferentes encuestas que no podían dar crédito a lo que estaban viendo. Todos esperaban, y me vuelvo a incluir, una victoria más amplia del PP como había pronosticado casi todos los sondeos, sin embargo Javier Arenas se queda a cinco parlamentarios de conseguir la mayoría absoluta, para asombro de la caverna mediática y en especial de Intereconomía

4. Javier Arenas: no pasa nada campeón, otra vez será. Treinta años en la política dan para mucho, por ejemplo, para presentarse cuatro veces a presidir la Junta de Andalucía y perder en todas ellas. Lo de Arenas merece una mención especial: tenía todo a su favor para llegar a presidir la Junta, se enfrentaba al peor PSOE de la historia reciente, que ha tocado suelo en el Congreso de los diputados, debilitado tras el congreso de Sevilla, con una gran falta de credibilidad ante la sociedad y acosado por los EREs en Andalucía. Y aún así Arenas ha sido incapaz de lograr una victoria clara, su partido ha perdido 200.000 votos con respecto a 2008 y 440.00 respecto a las generales de noviembre. Arenas lo sabía, y se notó en su discurso.

5. El PSOE salva los muebles: el batacazo no ha sido tan grande como esperaban. Para Griñán y los suyos todos los augurios eran malos. Todos daban por hecho que iban a caer pero nadie sabía hasta que punto. Sin embargo el PSOE ha logrado un resultado que lo mantiene en juego a pesar de la gran sangría de votos. Lo sabían y se notó en la comparecencia de Griñán, incluso parecía que hubieran ganado las elecciones. Pero la realidad es que el PSOE sigue estando mal. A todo lo mencionado en el punto anterior se une que ya no tienen mayoría absoluta en ninguna comunidad autónoma y que dependen de Izquierda Unida para gobernar Andalucía, algo que no gusta mucho en algunas casas del pueblo. Se avecinan tiempos convulsos en el cuartel general 'socialista': ¿el pueblo o la Duquesa de Alba y los suyos?  ¿Cuántos grados a la izquierda estarán dispuestos a girar? ¿Qué pasará con la comisión de investigación sobre los EREs? ¿Con la banca pública? ¿Con la reforma agraria? Deberán elegir.

6. El Partido Andalucista sigue en caída libre y no ve el fondo. La única esperanza del PA para volver al parlamento se encontraba en la provincia de Cádiz. Allí colocaron a su secretaria general y allí centraron los mayores esfuerzo de su campaña, se jugaban el todo por el todo. El resultado: 1.500 votos menos en Cádiz y 27.000 menos en toda Andalucía con respecto a 2008. El PA está en una situación muy delicada, a pesar de que se empeñen en decir lo contrario: están fuera de 'su' parlamento, presentes sólo en dos de las ocho diputaciones provinciales, sin gobernar en grandes ayuntamientos... A pesar de todo esto el andalucismo no desaparece, desaparece el Partido Andalucista.

7. ¿Qué nos espera? A los pocos minutos de conocerse los resultados del pasado domingo dos palabras se convertían en las preferidas de los medios: "pacto" y "Extremadura". Muchos dan por hecho que Izquierda Unida pactará con el PSOE con el único fin de alejar al PP del gobierno, sin embargo, creo que se equivocan. Pactar es una palabra muy grande. Como bien decía hace poco el diputado Alberto Garzón en su twitter: "El fin de IU no es ganar las elecciones sino superar el sistema económico. Por eso es hora de hablar de políticas y no de pactos". Pues eso, habrá que hablar de políticas.


Como resumen de todo lo anterior: Las encuestas se equivocaron. Izquierda Unida se convierte en la fuerza clave para el futuro de Andalucía tras duplicar sus peso en el parlamento después de que el PSOE haya perdido su mayoría absoluta y la marea azul del Partido Popular se quede en Despeñaperros. Arenas se vuelve a quedar en la puerta de San Telmo y el PA verá las sesiones del parlamento otra vez por televisión. El gobierno de la comunidad dependerá de hasta donde esté dispuesto a llegar el PSOE en su obligado giro a la izquierda.

Sin duda no solo son unos grandes resultados para Izquierda Unida también lo son para toda Andalucía. Se ha demostrado que era posible parar a la derecha en las urnas y el jueves se demostrará que es posible pararla también en la calle. Ahora toca ganar la huelga general.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.