Ir al contenido principal

De sindicatos y comentarios varios

Ya pasó. Atrás han quedado las semanas de preparación, de concienciación y de información.Hoy es 30 de septiembre, ayer hubo huelga convocada por los sindicatos. Hoy tocaba lo normal: baile de cifras, valoraciones, que si un triunfo, que si un fracaso... También tocaba escuchar muchos comentarios. De gente que hizo huelga, de gente que hizo huelga y se quedó en casa, de gente que no la hizo, o de gente que no la hizo y pone excusas para que "les perdonemos", etc. Comentarios de todo tipo: de periodistas, camioneros/as, limpiadores/as, conserjes, profesores/as, de gente informada o de gente que no ha abierto un periódico ni ha visto un telediario, que aprovechó la huelga para irse a la playa con la familia y puede darte una respuesta - que obviamente es verdad absoluta- sobre la aceptación social de la huelga, sus motivos o seguimiento de las manifestaciones. Este post está dedicado a los/as muchos/as sabiondos/as que en estos días de huelga parecen saber de todo.

Empieza por preguntarte: ¿Sabes lo que es un sindicato? Un sindicato no es la administración pública, no es un ente abstracto ni una ONG. No es un lugar mágico en el que entras con un problema y sales en cinco minutos con una solución debajo del brazo. Un sindicato es una organización compuesta de y por trabajadores y trabajadoras que trabaja para defender los derechos sociales, laborales y profesionales de los/as trabajadores/as en su lugar de trabajo.

¿Cómo se financia? No, sabiondo/a, no. Un sindicato no se financia gracias al dinero que les da ZP ni con ayudas caídas del cielo. Los sindicatos tienen dos vías de financiación. Las cuotas de sus afiliados/as y las partidas de los PGE. Los más de dos millones de afiliados/as de los sindicatos mayoritarios son la base principal de la financiación sindical. La partida de los PGE se distribuyen en función, por ejemplo, del número de cursos que hacen cada año -a más cursos y talleres de formación etc. más dinero.

¿Por qué los sindicatos no hacen nada? Primero tienes que saber que si tú, querido/a sabiondo/a, estás en un sindicato, tú eres el sindicato. Si criticas al sindicato por no hacer nada en tu centro de trabajo, te criticas a ti mismo/a por no hacer nada.

Estoy seguro que tú que ahora criticas tanto esta huelga y a estos sindicatos, serás de las primeras personas en poner el grito en el cielo cuando te toquen el sueldo, te cambien tu horario, te anulen el convenio laboral o te despidan por dos duros, así, por las buenas. Entonces te acordarás de esos sindicatos tan malos y los seguirás criticando, pero esta vez desde tu casa, sin trabajo y con menos derechos laborales y sociales que los que tuvo tu padre.

Cierto es, y estamos de acuerdo, que los sindicatos no son perfectos, que han tenido una actitud más que cuestionable en estos años. Pero ante esto tienes dos opciones: sigue con la crítica fácil y contribuye a romper el único arma que tenemos los/as trabajadores/as frente a las agresiones de las empresas, o participa y lucha para que los sindicatos cambien. Tú tienes que elegir que mundo quieres, y eres tú quien decide.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.