Ir al contenido principal

En Hablando República: Hollande y África, más de lo mismo

Hoy he publicado mi primero artículo para Hablando República de 2013. En él hablo brevemente de las recientes intervenciones militares que ha emprendido Francia en África: Somalia, la República Centroafricana y Mali. También comento un poco la relación entre Francia, antigua potencia colonial, y el continente negro. Como siempre también podéis leer el artículo a continuación.

En las últimas semanas Francia se ha reafirmado en su papel de gendarme del contiene africano. El ejército francés ha desplegado militares en la República Centroafricana, ha lanzado una operación militar en Somalia y ha empezado una guerra abierta en Mali contra los grupos islamistas que controlan el norte del país. 

Francia mantiene una presencia militar muy fuerte en África. La antigua potencia colonial conserva vínculos estrechos con casi todos los países de la región, con quienes mantiene además importantes acuerdos en materia de defensa, y se ha asegurado un papel destacado en el continente, últimamente amenazado por EEUU y sobre todo por el empuje de China. 
Las tropas del ejército francés han intervenido constantemente en los conflictos internos de las antiguas colonias para proteger sus intereses económicos, políticos, estratégicos etc. Sólo desde el año 2000 Francia ha participado militarmente, en mayor o menor medida, en Costa de Marfil, Chad, la República Democrática del Congo, Camerún, Yibuti o Libia. De De Gaulle a Sarkozy, todos los presidentes franceses ha intervenido militarmente en África, y François Hollande no ha sido una excepción.  
Desde finales del mes de diciembre François Hollande se ha puesto el traje de Jefe Supremo de los ejércitos franceses y ha emprendido su aventura militar en África, algo que nadie esperaba de él, y menos aún llevando solo unos meses al frente de la presidencia de la República. Si Hollande decepcionó al hincar la rodilla frente a los poderes económicos, incumpliendo así su discurso de campaña electoral, ahora vuelve a hacerlo constatando que la Françafrique sigue viva.  
Hollande ha abierto tres frentes en el continente africano con tres intervenciones muy diferentes entre sí en cuanto a objetivos e intereses:
  • República Centroafricana. Desde final de diciembre más de 600 soldados del ejército francés han sido enviados a este país con el objetivo de "proteger a los residentes franceses". Las tropas francesas cumplen un papel de interposición entre los rebeldes del Seleka y las tropas de la FACA (el ejército centroafricano) leales al Presidente François Bozizé. Actualmente se están celebrando negociaciones entre las partes para poner fin al conflicto aunque el acuerdo parece lejano: el Seleka exige que Bozizé deje el poder, algo que al actual presidente ni se le pasa por la cabeza.
  • Somalia. Una operación comando se llevó a cabo el pasado viernes 11 de diciembre para liberar a Denis Allex, espía francés de la Dirección General de Seguridad Exterior (equivalente al CNI español) cautivo desde hace más de tres años por grupos islamistas. Al más puro estilo "Black Hawk derribado" las tropas de élite francesas lazaron la operación para salvar a Allex y fracasaron: dos soldados franceses murieron y se cree que Allex fue asesinado por sus captores tras la operación de liberación.
  • Mali. Desde el pasado viernes el ejército francés ha entrado en una guerra abierta con los grupos islamistas que controlan el norte del país y amenazaban con llegar hasta Bamako, la capital. El Elíseo argumenta que la entrada de Francia en el conflicto busca ayudar a un gobierno amigo e impedir que un "poder islamista" se haga con el control de Mali. Puede ser verdad, pero tampoco es menos cierto que Francia tiene enormes intereses en Mali y en los países de la región. Por ejemplo, Mali tiene enormes reservas de oro (que suponen más del 80% de sus exportaciones) y también en petróleo mientras que el uranio del vecino Níger supone el 40% de las importaciones de Francia para alimentar sus 58 reactores nucleares, que producen dos tercios de la energía del país. De este modo, si Mali cayese los intereses de Francia se verían enormemente perjudicados.

Visto esto, parece que la política exterior de Hollande en África no será muy diferente a la de Sarkozy. Hollande ha decidido mantener intacto el papel imperialista de Francia en el continente en favor de los intereses económicos y geoestratégicos del hexágono. Para la Francia de Hollande África seguirá siendo su patio trasero. 
Aún queda por ver el papel que jugará Francia en otras partes del mundo, por ejemplo en el conflicto sirio. No hay esperanzas de que la posición del gobierno socialista francés sea distinta al papel jugado por la Francia de Sarkozy en Libia. De hecho, hace algunas semanas, el propio Hollande comentó la posibilidad de establecer una zona de exclusión aérea en Siria, lo que daría pie a una intervención abierta de la OTAN, tal y como pasó en Libia. 
Prácticamente cada día que pasa el espejismo Hollande se desvanece un poco más. Vista desde España, la situación de Hollande y el PS comparte muchos rasgos comunes con Zapatero y el PSOE: llegaron al poder ilusionando a los votantes con discursos de corte socialdemócrata que luego tiraron a la basura para cumplir con las imposiciones del capital, Zapatero retiró las tropas de Irak para llevarlas a Afganistán y Hollande las retirará de Afganistán mientras las despliega por África. Definitivamente la alternancia entre socialdemocracia y neoliberalismo se resume en "cambiar para que todo permanezca igual".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algunos apuntes para comprender la guerra de Mali

El pasado viernes 11 de enero Francia entró en guerra en Mali. Desde entonces Mali se ha convertido en tema de actualidad, presente en televisiones, periódicos, webs, etc.

A veces, ante tanta información, se hace necesario tomar un tiempo para ver las cosas con más calma, mirar más allá de la lectura que hacen los principales medios de información y acudir a la raíz del asunto. Este post pretende ser un pequeño resumen, una aproximación sin grandes pretensiones a Mali y al conflicto que ha provocado la intervención militar francesa, dando respuesta algunas de las preguntas más repetidas estos días.

La guerra de Mali avanza rápido pero estás líneas puedan servir para comprender mejor lo que está pasando en ese país no tan lejano y los intereses que en torno a él se mueven.
¿Qué sabemos de Mali?

Mali es un estado de África Occidental, tiene una extensión territorial de 1.240.000 kilómetros cuadrados (dos veces y medio el tamaño de España) con una población aproximada de doce millones de p…

Marzo de 1991: referéndum sobre la continuidad de la URSS

La interesantísima imagen que encabeza este post ha sido publicada en la página de Facebook de la Juventud Comunista. En ella se muestran los resultados del referéndum sobre sobre la continuidad de la Unión Soviética que se celebró en  la URSS en marzo de 1991 y dónde participó el 80% de la población del país. El resultado no dejaba lugar a dudas: el 74,6% del pueblo soviético votó en contra de disolver la URSS. Así contaba El País lo sucedido.
Sin embargo, la voluntad de la ciudadanía soviética no fue respetada. En diciembre de ese mismo año los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y se estableció la Comunidad de Estados Independientes (CEI).
Cuando se habla del fin de la Unión Soviética se hace hincapié en el 'colapso' del sistema socialista, pero rara vez (por no decir nunca) se comenta cuál era la opinión del pueblo soviético y el resultado de este referéndum, casi totalmen…

Sobre las #EleccionesCatalanas

Ayer, mientras seguía el escrutinio de las elecciones catalanas y se empezaba a vislumbrar cuál sería la composición final del nuevo Parlamento de Cataluña, me vinieron a la cabeza un par de cuestiones que acabé por poner por escrito en Facebook y que he adaptado y ampliado un poco para el blog.

A pesar de perder diputados/as, CDC ha ganado las ‪elecciones catalanas‬. Y no porque Junts pel Sí haya sido la lista más votada, sino porque al final han conseguido convertir estas elecciones en el tan deseado (y falso) plebiscito entre el sí y el no a la independencia consiguiendo cambiar el tablero político catalán. 
Un ejemplo, una consecuencia y una lectura preocupante de que las elecciones se hayan movido en el plano nacional: El ejemplo que mejor representa el éxito del planteamiento de CDC es Artur Mas, que al ir a votar hace tres años fue recibido entre protestas de quienes denunciaban sus recortes sociales en sanidad y educación y hoy ha sido increpado por gente que ondean banderas es…