jueves, 19 de marzo de 2015

Delegación china - Día 12

Día 12
Jueves 19
Pekin, Madrid, El Puerto


Se acabó lo que se deba. Rumbo a El Puerto después de 12 de horas vuelo entre Pekín y Madrid, con una escala en Estambul que nos dio para comer algo y pasearnos por el aeropuerto. Por delante, unas cuantas horas de Socibus, ideal...

Hemos vivido una experiencia interesantísima desde todos los planos posibles: desde el político al histórico y el personal. China es un país que merece la pena conocerse y del que dudo que nadie vuelva con la misma perspectiva del mundo con la que llegó. 

China me ha dejado clara dos cosas. La primera: esta es la China de Deng, no la China de Mao. Los actuales dirigentes del PCCh se siente muy orgullos del camino de reformas y apertura económica iniciado por Deng Xiaoping para transforma la economía socialista china en una de las mayores economías capitalistas del mundo en constante desarrollo. Han ido siguiendo ese camino de forma constante. Primero, con la Triple representatividad de Jiang Zemin que consagraría a la burguesía china al frente del país, y más tarde con el desarrollo pacífico de Hu Jintao que prepararía a China para ejercer su poder blando en la esfera internacional, dando sus primeros pasos como potencia mundial.

Segundo: China ha supuesto una bofetada al euro centrismo, un concepto que ni siquiera sabemos que existe porque para nosotros y nosotras lo normal es ver el mundo desde la visión europea, que para algo lo hemos sido el motor de la civilización... O no. Hoy puedo decir que, para mi, mi eurocentrismo ha muerto. La visita a China deja claro que mientras Europa pensábamos que éramos el centro del mundo, la civilización china andaba por su cuenta haciendo cosas que para nosotros eran inalcanzables.

Esta visión no solo se aplica a la historia. En la actualidad, seguimos pensando en el mundo considerando a Europa el centro del mundo político y económico, desconocemos lo que los chinos están haciendo allí: cambiando la faz completa de un país de forma constante, planificada y vertiginosamente, catapultándose al liderazgo mundial. Callada pero ordenadamente. Sabedores de que ellos son el imperio del centro y que allí -al centro del mundo- van a volver. Para ellos es solo cuestión de tiempo y de sembrar para luego recoger sus frutos.

En fin, a buen seguro que iré escribiendo cosas más profundas una vez haya asentado y digerido todo lo que hemos vivido durante estas dos semanas recorriendo el territorio chino, conociendo y país que en sí un continente, sus formar de ver y entender su posición en el mundo, sus planes de futuro... Zai jian!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...