Ir al contenido principal

Hemos perdido la guerra y la causa son ustedes los comunistas

—Casado ha dado el golpe, ha formado una junta de gobierno y se combate en las calles de Madrid. Su camarada comunista el coronel Barceló lucha solo contra las tropas de socialistas y anarquistas que se han unido a la junta. Mi partido se ha dividido en dos, los que siguen leales a mi gobierno y los que se han sumado al golpe, como Julián Besteiro y Wenceslao Carrillo. Las tropas del anarquista Cipriano Mera son la punta de lanza armada de los rebeldes. Tiene mejores armas que Barceló y muchos más hombres.
(...)
Negrín dejó el puro humeando en un cenicero y comenzó a pasear con las manos enlazadas a su espalda.
—¿por qué cree que hemos perdido la guerra?
—En el campo de batalla, por la superioridad del enemigo en armamento, en municiones, en tanques y en aviación. Y en el campo político, por la cobardía de las democracias, Inglaterra y Francia en particular, y por la traición de Casado. Lo cierto es que podíamos haber aguantado más, esperar a que Hitler se lanzara sobre Europa.
No hemos perdido sólo por esas razones, aunque todo eso haya tenido mucho que ver. Hemos perdido porque no podíamos ganar, porque era imposible que venciésemos, porque las mismas democracias no querían que ganásemos. Y la causa son ustedes los comunistas.
—No le entiendo, señor.
—(...) Usted, como muchos otros, cree que el mundo se encuentra en una guerra final entre el fascismo y las democracias (...). La definitiva batalla para la que ya se preparan las grandes potencias es otra: socialismo contra democracia.
—Contra democracia capitalista, querrá decir… Los comunistas aspiramos a una democracia distinta, una democracia popular.
—Déjese de zarandajas, Modesto: Stalin no es un demócrata (...) Ustedes los comunistas no son demócratas.
—¿Me ha llamado sólo para decirme eso, doctor?
—Le he llamado para saber si creía usted que las democracias iban a consentir que, en su retaguardia, se crease un Estado de signo socialista con serias posibilidades de que fuese controlado por los comunistas españoles, por un partido puesto al servicio de Stalin.
—La República es democrática, señor.
—(...) Si la República hubiera ganado la guerra al principio, todo habría sido posible. Pero ahora, después de casi tres años, nuestra victoria habría supuesto la creación de un Estado socialista en el extremo occidental de Europa, seguramente controlado por ustedes. Y eso no pueden consentirlo ni Estados Unidos, ni Inglaterra, ni quizás tampoco Francia… Franco garantiza al capitalismo de Occidente la seguridad, aunque esa seguridad suponga grandes cementerios repletos de cadáveres.
Conversación entre Juan Negrín, Presidente del Consejo de Ministros y el General Juan Modesto Guilloto horas después del golpe de Casado contra el Gobierno de la II República Española en marzo de 1939. Extraída de El tiempo de los héroes, de Javier Reverte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años de la desaparición de la URSS: Aniversario de una catástrofe

Artículo publicado en El Puerto Actualidad
El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de las Repúblicas Soviéticas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh con el que declaraban oficialmente la disolución de la Unión Soviética y establecían la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a pesar de que en el mes de marzo de ese mismo año el 78% de las ciudadanas y ciudadanos soviéticos se expresaron en referéndum a favor de mantener en pie la URSS. Las consecuencias de estos acuerdos abocaría a la desintegración del estado socialista más importante del mundo. Hoy se cumplen 25 años de aquella catástrofe cuyas consecuencias perduran hasta nuestro días.
El siglo XX no puede entenderse sin la URSS y el mundo de hoy tiene mucho que ver con la desaparición de un gigante geopolítico que con sus aciertos, con sus errores y con sus contradicciones, hizo de contrapeso a las pretensiones de hegemonía global de los Estados Unidos. 
En el plano internacional, la pérdida de ese…

¡Fuera fascistas de nuestra ciudad!

Hoy el fascismo se ha dejado ver en El Puerto. Como se suele decir, han corrido ríos de tinta -digital- desde que los ultracatólicos de Hazte oír, VOX y su tropa neofascista eligieran nuestra ciudad para su primer gran acto público en la provincia de Cádiz: un evento titulado “La rebelión cívica. Ante la dictadura de género y la ley mordaza LGTBi”. A pesar de que han sido pocos y seguro que la mayoría eran de fuera, la cuestión es grave y tenemos que ser conscientes de ello.
En un primer momento eligieron para hacerlo el Centro Cívico Augusto Tolón, pero se toparon con la negativa del Ayuntamiento a ceder el espacio municipal para un acto que “atenta contra la dignidad de las personas y la diversidad sexual” y que, además, contravenía el contenido de una moción propuesta por Izquierda Unida hace unos meses y apoyada por todos los grupos municipales -salvo el Partido Popular- en la que se deja claro que el Ayuntamiento de El Puerto se manifiesta “contrario a la difusión de cualquier …

PSOE-Ciudadanos: ¿Preludio de gran coalición?

Publicado en El Puerto Actualidad
En el ámbito de la política estatal, el tema estrella de la semana han sido sido las conversaciones de cara a la elección del nuevo Presidente del Gobierno. El miércoles pasado, Pedro Sánchez y Albert Rivera escenificaron el acuerdo de investidura alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, consistente en una reforma exprés de la Constitución y plasmado en un documento con medidas consensuadas entre ambas formaciones.
Partiendo de la legitimidad y autonomía de todas las fuerzas para establecer los acuerdos políticos y programáticos que crea conveniente, creo que esta decisión supone un error por parte del PSOE por varias cuestiones:
Primero, porque con este acuerdo el PSOE sigue mostrándose hacia la opinión pública como un partido más proclive a entenderse con la derecha que con las fuerzas de izquierda, con quienes mantenía conversaciones a cuatro para formar un gobierno de progreso que sumase los apoyos de Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromis.